Cómputo de la prescripción de los anticipos en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos

Novedades Fiscales

La cuestión que generó la controversia pasa por determinar cuál es el inicio del plazo liberatorio de la obligación, tema que fue objeto de la sentencia que si bien se basó en el Código Civil derogado, actualmente una norma similar emerge del Código Civil y Comercial de la Nación.

En el presente artículo reflexionaremos acerca de la relación existente entre el fallo pronunciado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el caso “Santa Fe, Provincia de vs. Estado Nacional, C.S.J.N, 24/11/15” y nuestro comentario publicado en la edición anterior de Novedades Fiscales, titulado “Otro retroceso más en materia de los llamados impuestos distorsivos”.

En efecto, la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo con asiento en Mar del Plata revocó parcialmente la sentencia de primera instancia y -en consecuencia- acogió la excepción de prescripción articulada respecto de los anticipos 11/1998 a 11/1999 del impuesto sobre los ingresos brutos.

Son contestes la Corte Suprema de Justicia y la doctrina legal de este cuerpo en la inconstitucionalidad de las normas del Código Fiscal en esa materia, por lo que la prescripción debe evaluarse a la luz de las normas del Código Civil.

1|Argumento del fisco

El Fisco plantea también que, al momento de computar el término de la prescripción respecto de los períodos ejecutados en autos, no se tuvo en cuenta la anualidad del impuesto sobre los ingresos brutos.

Esta cuestión ha sido abordada recientemente en la causa “Fisco de la Provincia de Buenos Aires c/ Merco Trans", sentencia de la Suprema Corte de Justicia PBA, 29/12/2020, motivo por el cual a continuación reproduciré los lineamientos que desarrollara en dicha oportunidad.

Conforme lo reseñado en el apartado anterior, para determinar el inicio del plazo liberatorio de las obligaciones cuestionadas, debe estarse a lo normado por el citado art. 3.956 del Código Civil -entonces vigente-, el que establece que: "...comienza a correr desde la fecha del título de la obligación".

Actualmente, el CCyCN establece una norma similar: ARTICULO 2554.- Regla general. El transcurso del plazo de prescripción comienza el día en que la prestación es exigible.

Considero que cuando el Fisco reclama específicamente la obligación no saldada de determinados anticipos junto con los intereses que estos devengan desde su mora particular (y aun después de concluido el año fiscal al que acceden), la conclusión respecto a cuál debe ser el “dies a quo” (fecha desde la cual) del plazo prescriptivo no genera mayor margen de dudas, pues tal fecha es la del vencimiento de las particulares obligaciones que se reclaman.

Cabe señalar que el Fisco emite sus títulos de deuda, ya sea reclamando determinados anticipos del impuesto sobre los ingresos brutos o, en su caso, el pago integral del impuesto -o de saldos por diferencias en lo ingresado- por determinado año calendario.

En tal sentido, es el propio Fisco quien diferencia si reclama los anticipos a los que el contribuyente está obligado mensualmente o si, por el contrario, cumplido el año fiscal exige directamente el pago del impuesto por los ingresos brutos. Estos dos escenarios, en tanto responden a situaciones disimiles, tienen diferentes “dies a quo” en su plazo de prescripción.

2|Término del cómputo

En el caso de autos, en el que el Fisco generó un título ejecutivo por determinados anticipos mensuales y sus respectivos intereses, es de lógica consecuencia advertir que la acción habría nacido al cabo de cada uno de esos meses y no al culminar el año correspondiente.

En este contexto, y con arreglo a la doctrina legal ya citada, debe computarse el término prescriptivo desde el vencimiento de la obligación, conforme lo dispuesto por el art. 3.956 de Código Civil -vigente a la época de los hechos debatidos-, resultando, en el caso concreto, que el plazo comenzó a correr el primer día hábil posterior al vencimiento de cada anticipo mensual reclamado.

(*) Exvocal del Tribunal Fiscal de la Nación.

Dejá tu comentario