Novedades Fiscales

La notificación electrónica versus el derecho de defensa

Si bien la tecnología acorta los tiempos de comunicación, la Ley de Procedimiento conserva todavía una serie de modalidades que se encuentran vigentes y aplicables que deberían considerarse para procedimientos reglados.

El desarrollo de la tecnología ha permitido un tráfico acelerado en las comunicaciones que lamentablemente puede ocasionar perjuicios a los contribuyentes.Un ejemplo práctico es la obligación de constituir domicilio fiscal electrónico que, tanto en jurisdicción nacional como en las locales, se exigen a fin de acortar los tiempos que demandan las comunicaciones y abaratar su costo, empleando esta modalidad.

Pese a ello vemos que en la ley federal aún se conservanlos otros modos de notificaciónque permiten resguardarel efectivo aseguramiento de la notificación cuando de un acto administrativo se trate, máxime si es de trascendencia que movilice un procedimiento reglado, en tanto afecta derechos subjetivos, de modo de no impedir el ejercicio de derecho de defensa del administrado. Un ejemplo evidente en este sentido es el propio art. 92 de la ley 11683, que permite la notificación electrónica para todos restantes actos, salvo para la notificación inicial esto es, el mandamiento de intimación y pago.

1| Situación después de la reforma

A nivel nacionales trascedente la reforma de la ley de procedimiento fiscal mediante ley 27.430 en donde se introduce una importante modificación a los artículos 3 y 100.

Así se afirma en el actual art. 3:

Artículo...: Se considera domicilio fiscal electrónico al sitio informático seguro, personalizado y válido, registrado por los contribuyentes y responsables para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y para la entrega o recepción de comunicaciones de cualquier naturaleza que determine la reglamentación; ese domicilio será obligatorio y producirá en el ámbito administrativo los efectos del domicilio fiscal constituido, siendo válidos y plenamente eficaces todas las notificaciones, emplazamientos y comunicaciones que allí se practiquen.

La Administración Federal de Ingresos Públicos establecerá la forma, requisitos y condiciones para su constitución, implementación y cambio, así como excepciones a su obligatoriedad basadas en razones de conectividad u otras circunstancias que obstaculicen o hagan desaconsejable su uso.

En todos los casos deberá interoperar con la Plataforma de Trámites a Distancia del Sistema de Gestión Documental Electrónica.

En tanto el art. 100 señala en su parte pertinente:

ARTICULO 100 - Las citaciones, notificaciones, intimaciones de pago, etc., serán practicadas en cualesquiera de las siguientes formas:…

g) por comunicación en el domicilio fiscal electrónico del contribuyente o responsable, en las formas, requisitos y condiciones que establezca la AFIP, LOS QUE DEBERÁN GARANTIZAR LA CORRECTA RECEPCIÓN POR PARTE DEL DESTINATARIO.

Mediante RG 4280 el fisco había reglamentado el mecanismo de notificación para estos casos señalando:

ARTÍCULO 5°.- Se podrán comunicar y notificar en el Domicilio Fiscal Electrónico constituido, en la forma dispuesta por el inciso g) del Artículo 100 de la Ley N° 11.683, texto ordenado en 1998 y sus modificaciones, las citaciones, requerimientos, liquidaciones, intimaciones, emplazamientos, avisos, anuncios, comunicados, etc. de cualquier naturaleza emitidos por este Organismo.

Asimismo, esta Administración Federal dará aviso de las comunicaciones o notificaciones remitidas al Domicilio Fiscal Electrónico mediante mensajes enviados a la dirección de correo electrónico o número de teléfono celular informado por el contribuyente o responsable. De este modo y a diferencia de lo que pudiera entender un contribuyente medio el domicilio fiscal electrónico no es la cuenta de correo electrónico denunciada que usualmente emplea en sus comunicaciones formales e informales, sino el espacio seguro queel mismo posee dentro del sitio institucional de AFIP al cual se accede con la clave fiscal.Si bien la norma exige la comunicación de la existencia de una novedad en el domicilio fiscal electrónico mediante el envío de un correo al mail designado por el contribuyente, esa práctica (casi de cortesía) lamentablemente no se verifica de modo regular en todos los casos, con los riesgos y problemas que ello acarrea como veremos.

Así las cosas este sustancial cambio genera una obligación adicional al contribuyente, cual es la de acceder frecuentemente al sitio institucional de AFIP en tanto la puerta de su domicilio ha pasado a ser la plataforma virtual antes mencionada y a diferencia de lo que sucedía con cualquiera de las formas de notificación hasta ahora existentes, en este caso es el propio responsable que debe asumir una actitud proactiva hacia la notificación, dejando atrás laesencia del mismo que conceptualmente es “recibir”, para imponerlo ahora como una obligación de “ir en busca de”.

La cuestión cobra trascendencia si en procesos reglados de afectación de derechos subjetivos (determinación de oficio, aplicación de sanciones por ej.) en tanto el inicio del mismo podría notificarse solo de modo electrónico y movilizar un trámite del contribuyente sin conocer este siquiera su existencia, lo cual podría derivar en la perdida de plazos o incluso el derecho a defenderse.

La norma vigente creo no es clara y la práctica ha llevado a más confusión. Entiendo que la regulación que ha hecho el fisco solodebiera interpretarse reservada a intimaciones simples y no a actos administrativos, que por su trascendencia e importancia requieren la notificación fehaciente al contribuyente mediante otros mecanismos, máxime en estos casos donde quedan con posterioridad habilitadas instancias hasta judiciales de revisión.

Téngase en cuenta que el propio nuevo art. 100 g) de la ley 11683 toma nota de este cuidado y señala que la notificación se cursara al domicilio fiscal electrónico en las condiciones que fije la AFIP (que las determina por RG 4280) y afirma, “los que deberán garantizar la CORRECTA RECEPCION por parte del destinatario”. Esta previsión es de difícil y casi imposible ocurrencia o demostración si no media una pericia informática.

2| Notificaciones simples

La extensa enumeración de los supuestos a que refiere el art. 5 de la RG 4280 entiendo jamás habilita expresamente a notificación de actos administrativos y más bien parece orientarse a notificaciones simples fuera de procesos reglados (intimaciones, citaciones, requerimientos, liquidaciones, emplazamientos, avisos, comunicados) y no por ejemplo a resoluciones que aplican multas o determinan de oficio la materia imponible. Es evidente que es así, pues si no lo fuera, la norma reglamentaria debió prever expresamente a estos actos o resoluciones como incluyéndolos en la enumeración taxativa, sin embargo no lo hace.

Tener otra interpretación solo sería posible afectando el derecho defensa del administrado en tanto se impone sobre el una obligación de “autonotificarse”, violando irrazonablemente el derecho de defensa como lo ha sostenido recientemente en una situación análoga (pero local) la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de CABA en autos GCBA CONTRA BEREZOVSKY RUBÉN FRANCISCO SOBRE EJECUCIÓN FISCAL – INGRESOS BRUTOS”, EXP 30615/2018- “ en donde afirmó que “…Con la implementación del nuevo sistema se traslada al interesado la carga de acceder a la sede electrónica del organismo fiscal, lo que en el especial procedimiento analizado altera de manera irrazonable el equilibrio entre la eficacia administrativa y el respeto a las garantías de laspersonas…”.

(*) Especialista en Finanzas y Derecho Tributario

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario