Novedades Fiscales

Una nueva obligación para las pymes, aceptar el COT

El propósito principal de la disposición dictada en provincia de Buenos Aires la de unificar las diversas normas que exigían el respaldo de las operaciones de traslado terrestre.

A partir del 4 de octubre del presente año entró en vigencia la Resolución Normativa 31/19. La misma tiene, como primer propósito, unificar las numerosas resoluciones que regían la obligación de respaldar las operaciones de traslado terrestre de bienes en la provincia de Buenos Aires.

1| Enumeración de los cambios

En primer término, corresponde destacar que se introducen dos cambios muy importantes:

El valor mínimo de la mercadería, a partir del cual resulta obligatorio el COT, se eleva de 45 mil a 60 mil pesos, es decir, un incremento del 33% del valor mínimo.

La última vez que se había actualizado este valor (llevándolo de $ 30 a mil a $ 45 mil, en aquel momento), había sido el 11 de febrero del 2015, mediante la R.N. 4/2015, por lo cual, claramente, después de más de 4 años sin actualizarse, un incremento del 33% parecería más que insuficiente.

La forma de calcular dicho valor ($ 60.000): se deberá considerar el precio de venta menos los impuestos nacionales y las percepciones practicadas.

En definitiva, ya no se deberá tomar el precio total (con IVA incluido), sino el precio neto.

Sin embargo, y a pesar de tratarse de grandes cambios en materia de COT, definitivamente la noticia es otra, dado que se incorpora la obligación de confirmar la recepción de los bienes, por parte del comprador.

En otras palabras, los destinatarios de los bienes trasladados se verán obligados a confirmar, con carácter de declaración jurada, la recepción de dichos bienes; o bien rechazarlo, total o parcial.

Como se puede observar, las Empresas tendrán una nueva carga administrativa por delante, que consistirá en ingresar periódicamente al sitio web del Organismo y revisar los COTs que les son emitidos, a efectos de confirmarlos o rechazarlos.

2| Supuestos de no exigibilidad

Vale decir que, esta obligación no resultará exigible en los siguientes casos:

a) Cuando el destinatario resulte estar inscripto como agente de recaudación del impuesto sobre los ingresos brutos.

Esta primera exclusión, sin dudas, dejará fuera de la obligación a un universo muy grande de empresas (todos aquellos que resulten ser Agentes de Percepción y Retención).

b) Cuando el CUIT de origen y el de destino sean el mismo, es decir, cuando se trasladen bienes entre plantas de un mismo sujeto, o de la fábrica al depósito, etc.

c) Cuando el comprador los reciba en carácter de consumidor final.

En cuanto al plazo de vencimiento, la Resolución indica que la confirmación o el rechazo deberá efectuarse dentro de los 15 días contados a partir de la fecha de inicio del viaje.

Mientras que, para poder cumplir con la obligación, se deberá ingresar al sitio web de ARBA, con CUIT y Clave, y proceder a confirmar o rechazar los COTs recibidos. Vale decir que existirá un mecanismo de importación, procesamiento y envío informático por medio de una transacción electrónica.

En cuanto al momento en que empezará a aplicar esta nueva obligación, la Resolución indica que ARBA dispondrá un cronograma específico y, seguramente, gradual de cumplimiento, el cual, por el momento, no se encuentra a disposición. En función de lo cual, por el momento, nos encontramos a la espera del mismo.

(*)Socio y Senior de SCI Group, respectivamente

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario