Edición Impresa

Nueva reunión Sandleris/Lagarde. Ahora en Japón

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, y funcionarios del Ministerio de Hacienda y la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, volverán a encontrarse ese fin de semana. Esta vez será en Japón, en la reunión económica de presidentes de bancos centrales del G-20. Será la última reunión antes que el board del organismo financiero internacional defina (probablemente el próximo viernes 14) la habilitación de los u$s 5.400 millones correspondientes al segundo desembolso del año comprometido en el acuerdo stand by. Desde Buenos Aires se descarta que el dinero será liberado, pero se teme que haya nuevos reclamos del FMI por la distancia que nuevamente está mostrando la recaudación impositiva ante la evolución de la inflación. Por el resto de las variables, especialmente la evolución de superávit fiscal y comercial, en la Argentina no se esperan mayores reclamos. La reunión de Japón será además oportuna para que Sandleris y Lagarde se feliciten mutuamente por el buen resultado que hasta aquí está mostrando el nuevo esquema cambiario inaugurado en mayo pasado, con la posibilidad que el BCRA pueda vender hasta u$s250 millones provenientes del desembolso del stand by, para controlar eventuales corridas contra el peso. Hasta ayer, la entidad financiera no debió recurrir a ese dinero, pese a lo cual la moneda norteamericana se mantuvo relativamente estable. El dólar cerró ayer a $ 46,08; mientras que a colmienzos del nuevo esquema de intervención del BCRA (02/05) la corización llegaba a 45,95 pesos. Para el BCRA, el esquema cambiario con el valor agregado de la posibilidad de la intervención con los dólares del stand by, permitió a la entidad ganar más de un mes sin el uso de se dinero. El Central tiene la posibilidad de aplicar unos u$s 250 millones diarios, hasta llegar a los u$s6.000 millones con un valor máximo de 51,45 pesos. De continuar esta tendencia, se entusiasman en Buenos Aires, no habría problemas para sostener el acuerdo con el FMI hasta las elecciones de octubre. Dicho de otro modo, se especula con una estabilidad cambiaria hasta la primera vuelta electoral.

Ayer, la directora gerente del FMI habló sobre el programa firmado con el país, asegurando que el organismo “subestimó” la situación “complicada” de Argentina al inicio del programa con el FMI, pero que ahora tiene “esperanzas” sobre el futuro de la economía de nuestro país y que cree que, si el programa actual se sigue aplicando con “continuidad”, será exitoso para los argentinos.

Lagarde habló ayer antes de iniciar su viaje a Japón, donde también participará de la reunión del G-20. En la presentación organizada por el American Enterprise Institute (un think tank de Washington) para debatir sobre los desafíos de la economía global, la titular del Fondo afirmó que la situación que vio a comienzos del 2018, cuando se comenzó a analizar la posibilidad de un acuerdo con el país, resultaba “increíblemente complicada”. Fue allí cuando reconoció que “varios actores, incluyéndome, subestimamos la situación”. Lagarde se refería al momento en que comenzaron las negociaciones del primer stand by en junio de 2018; acuerdo que luego debió ser vuelto a discutir en septiembre de ese año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario