Economía

Nueva ronda de negociaciones entre el sector inmobiliario y BCRA para agilizar operaciones

Referentes inmobiliarios y autoridades del Banco Central tienen pautada una reunión tras la puesta en marcha del cepo. Qué proponen los referentes del sector para dinamizar la actividad.

Autoridades del Banco Central y los principales referentes del sector inmobiliario se reunirán este miércoles para discutir mecanismos que agilicen las operaciones de compra-venta de propiedades. El encuentro será el segundo desde la puesta en marcha de las nuevas medidas de control de cambios dispuestas por el Gobierno.

Las principales asociaciones del sector inmobiliario serán recibidas por el gerente general del Central, Nicolás Gadano, ya que según deslizaron fuentes de la entidad monetaria será una reunión “de carácter técnico”.

Al encuentro fueron citados el presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), Armando Pepe, y la vicepresidenta, Marta Liotto; el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Alejandro Bennazar, y el secretario general Claudio Vodanovich.

Tras la puesta en marcha del nuevo cepo, quienes ahora quieren realizar una operación de compra venta no pueden operar con el dólar oficial si previamente a la medida no se hicieron con los fondos necesarios. De esa manera, se empuja a las partes a operar con el dólar blue que los obliga a un desdoblamiento cambiario.

Pepe explicó que la propuesta de los corredores inmobiliarios es que el escribano envié una copia del título de propiedad con una antelación de 72 horas al banco donde se va a realizar la operación, que generalmente es aquel donde está el deposito en donde tiene los fondos el comprador.

En ese contexto, el empresario señaló: “La idea es que dentro de dicho lapso la entidad tenga disponible la autorización para habilitar al comprador de la propiedad, la venta de dólares y pueda firmar el boleto o escritura".

Pepe afirmó que la propuesta que llevarán este miércoles a la reunión con Gadano “mantiene la necesidad” del Banco Central de impedir que las personas realicen compras por más de u$s10.000 con fines de atesoramiento al tiempo que permitirá dinamizar un sector que está "muy caído en los últimos meses".

Vale recordar que en un informe reciente el Colegio de Escribanos trazó un estado “delicado” por la que atraviesa el sector. Según la entidad, la proyección de escrituras para todo 2019 es de 30.000, cifra que está por debajo de lo ocurrido en 2001, cuando se registraron 36.000 operaciones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario