Edición Impresa

Obvio: la AFA criticó la ley anti barras bravas

En medio del ya prolongado y rengo debate sobre la ley anti barras bravas en Diputados, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) evitó exponer a su presidente, Claudio Tapia, y envió al plenario de comisiones al prosecretario de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Marcelo Achile, para criticar el proyecto en cuestión.

“Vemos que las penas recaen sobre los dirigentes”, aseguró Achile en el plenario de las comisiones de Legislación Penal y de Deportes, que comandan la radical Gabriela Burgos (Jujuy) y el kirchnerista Daniel Scioli (Buenos Aires).

En diciembre pasado, el Gobierno convocó a sesiones extraordinarias y Cambiemos se enfrascó y batalló en Diputados con la ley anti barras, que primero fue limada por la oposición y luego frenada por algunos operadores futbolísticos que responden al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al amigo presidencial y titular del club Boca Juniors, Daniel Angelici.

Durante aquella disputa, que había promocionado con bombos y platillos el Gobierno, el ministro de Justicia, Germán Garavano, se borró de la discusión y dejó en soledad a Burgos, quien tampoco recibió apoyo de su interbloque.

Ayer asistió, además de Achile, la asesora del Ministerio de Seguridad Florencia Arietto, quien manifestó que “la única forma” de investigación es a través de la figura de la asociación ilícita, “un tipo penal muy estricto”, y pidió “inversión en tecnología, en infraestructura y hablar de sanción, además de prevención”.

Por su parte, el presidente de la Superliga, Marcelo Elizondo, resaltó los avances en cuanto a la identificación de personas que ingresan a los estadios de fútbol. Para la próxima reunión -sin fecha-, cada bloque podrá invitar a dos expositores.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario