Política

Ocaña: "Voy a impulsar una ley para recuperar el dinero que nos robaron"

Graciela Ocaña está absolutamente inmersa en los caminos de la campaña electoral que la llevan de los barrios populosos del conurbano a las mansas ciudades del interior bonaerense. No tiene problema en recorrer kilómetros para "dar la cara, hablar y estar cerca de los vecinos", explicó en diálogo con ámbito.com.

La primera candidata a diputada nacional por Cambiemos sostuvo que "los bonaerenses y los argentinos en el 2015 decidimos votar por el cambio para dejar atrás una Argentina de corrupción y una Argentina de la mentira". Afirmó que el trabajo en equipo "es una realidad y no marketing político".

Con pasado como directora del PAMI señaló que la idea del Gobierno y del actual titular del organismo Sergio Cassinotti es "no reducir prestaciones sino al contrario mejorarlas". En cuanto a la gestión como diputada a partir del 10 de diciembre de 2015, aseguró que es bueno que se busquen los consensos en el Congreso y enfatizó que va a impulsar una ley "para recuperar los activos provenientes de la corrupción, el dinero que nos robaron".

Periodista: ¿Cómo la encuentra la campaña? ¿Cambió en algo respecto a la de agosto?
Graciela Ocaña:
La verdad es que seguimos recorriendo la provincia, dialogando con los vecinos y compartiendo sus problemas. Como nos dice María Eugenia (Vidal) creemos que en ese diálogo se pueden encontrar las soluciones, además de contarles las soluciones que ya están en marcha con las obras que se están haciendo en sus barrios. Se trata de eso que siempre hemos hecho de dar la cara, hablar y estar cerca que es lo que nosotros creemos que la política tiene que ser porque no creemos en la política distante, en la política de atril que no esté con la gente ni la escuche.

P.: ¿Cree que Cambiemos encarna una nueva forma de hacer política?
G.O.:
En mi caso y en el de los dirigentes que integramos Cambiemos no. Quizás sí para otros que ahora descubren la realidad de la provincia de Buenos Aires y del país que durante muchos años gobernaron y que nunca recorrieron. Son lo que ahora descubren por ejemplo que hay merenderos en la provincia de Buenos Aires y que por supuesto existen desde hace más de 15 años, entonces lo que habría que ver es por qué para muchos dirigentes políticos no estaba en la agenda resolver estos problemas. Para nosotros sí, y la muestra está en la cantidad de obras públicas que se están haciendo como pavimento, cloacas y agua. Una enorme infraestructura social que mejora la calidad de vida de la gente y que la ayuda económicamente.

P.: ¿La sorprendió ser la mujer más votada en las últimas PASO?
G.O.:
Los electores no votan a personas porque en el esquema electoral argentino se votan listas. Creo que el acompañamiento a la lista de Cambiemos tiene que ver con todos los integrantes, como yo suelo decir es un Dream Team en donde está Esteban Bullrich, Gladys González, Toty Flores, Guillermo Montenegro, Marcela Campagnoli, y otros dirigentes, y todos estamos orgullosos de integrar el equipo. Pero fundamentalmente creo que el voto a la lista de Cambiemos tuvo que ver con un apoyo al trabajo que está haciendo María Eugenia y el equipo en la provincia de Buenos Aires, es un apoyo a la gobernadora para seguir avanzando con el cambio que comenzó en la provincia y en el país y para no volver para atrás.

P.: Usted estuvo en diferentes espacios políticos, en su experiencia en Cambiemos ¿cuándo se habla de equipo, es una realidad al momento del trabajo o es marketing político?
G.O.:
La verdad que es una realidad y es un equipo al que me siento súper integrada porque te dan la posibilidad de trabajar en las cosas que te gustan. En mi caso el tema de la tercera edad es algo que me apasiona, y en el trabajo con todo el equipo que María Eugenia tenía armado me integré y con total generosidad por parte de todos me permitieron hacer aportes y la verdad que se trabaja muy bien, lo mismo con el resto de los candidatos. Es un equipo en serio, no es marketing, es una realidad. Y es algo que a mí me gusta porque en la política en general priman las individualidades y los egos, y el trabajo en equipo es la forma que a mí me gusta.

P.: ¿Cómo analiza el caudal de votos que obtuvo Cristina en las PASO?
G.O.:
Evidentemente hay sectores que apoyan a la expresidenta, pero la verdad es que el resultado no era el esperado por ella en la provincia de Buenos Aires

P.: ¿Cree que en esta elección la cuestión de la corrupción tuvo más peso que la situación económica?
G.O.:
Los bonaerenses y los argentinos en el 2015 decidimos votar por el cambio para dejar atrás una Argentina de corrupción y una Argentina de la mentira. Estamos apostando a una Argentina del crecimiento, de las obras de infraestructura que necesitaban tanto los vecinos. Los argentinos votan por el futuro más que por el pasado, no sé si puntualmente por la corrupción, es un voto de esperanza a que el cambio que se está haciendo va a llegar a todos y para siempre, no vamos a volver a esos ciclos que la Argentina conoce tan bien de crecimiento rápido para luego caer en la crisis y creo que ese es el sentido del voto para esta elección.


Ocaña recorrió el distrito de Almirante Brown en el último "timbreo" organizado por Cambiemos.

P.: ¿Cómo evalúa la gestión del PAMI? ¿Hay recortes de prestaciones?
G.O.:
Desde hace muchos años no solo he estudiado sobre el tema de la tercera edad sino que también me ocupo y recorro los centros de jubilados y tomo contacto habitual con la tercera edad, por lo que puedo decir cómo se encuentra la situación en cada lugar. La verdad es que el PAMI se recibió en el gobierno de Mauricio Macri con un déficit de $ 8 mil millones y esto los jubilados lo entienden y saben que un déficit así lo pagan ellos con malas o nulas prestaciones. Se está tratando de equiparar esa estructura trabajando mucho en todo lo que era el fraude que se había instaurado en el PAMI con por ejemplo la generación de recetas para personas que adquirían medicamentos en varias provincias al mismo tiempo o de personas fallecidas que seguían adquiriendo medicamentos. Se tomó la decisión de volver a los lineamientos de la resolución 337 de cuando en mi gestión se estableció el mecanismo de los medicamentos gratuitos para aquellas personas que no pudieran pagar el coseguro, y hoy más de 1,2 millón de personas están recibiendo medicamentos gratuitos por parte del PAMI, se ha reducido una parte ínfima que tiene que ver con los fraudes o que tienen capacidad económica para comprar los medicamentos. Hay que recordar que PAMI tiene la mejor cobertura del mercado en materia de medicamentos, mientras que las obras sociales y las prepagas cubren el 50%, el PAMI en líneas generales cubre entre el 70% y 85% de los medicamentos de uso crónico que son los que más utilizan los jubilados. En la medida que se pueda mejorar este déficit se van a ir equilibrando muchas de las prestaciones. La idea que tiene el Gobierno y en particular el director Sergio Cassinotti es no reducir prestaciones sino al contrario mejorarlas.

P.: ¿Hubo también discusión con los laboratorios?
G.O.:
Es un trabajo de todos los días. Se ha dado una fuerte discusión con la industria farmacéutica vinculada a esta resolución de medicamentos gratuitos donde el PAMI cada vez gastaba más dinero sin poder aumentar la cobertura de medicamentos, y esto tenía que ver con políticas que los laboratorios habían hecho de incentivos para profesionales para que se recetaran ciertas marcas que en general eran las marcas más caras. Esa rediscusión permitió bajar costos en el PAMI sin que esto implique una modificación a los beneficiarios.

P.: ¿Qué balance realiza de la gestión de Cambiemos en estos casi dos años?
G.O.:
Es una gestión que recibió un país con enormes dificultades económicas, ha tomado medidas duras al comienzo pero ahora se está viendo un crecimiento económico en diversos sectores. Lo que queremos es que se genere trabajo en blanco que es empleo de calidad.

P.: ¿Qué agenda de temas va a llevar al Congreso?
G.O.:
Los temas que históricamente he trabajado que tiene que ver con la transparencia en la gestión pública, por ejemplo, impulsar una la ley del pago de recompensa para recuperar los activos provenientes de la corrupción, el dinero que nos robaron. El objetivo es aplicar mecanismos que existen en otros países donde las personas que sin participar del hecho de corrupción conocen donde se esconden los bienes pueden denunciarlo y del dinero que recupera el Estado cobran un 5% de recompensa. Por otro lado, modificaciones al Código Procesal Penal porque creo que es imprescindible para que se pueda avanzar en procesos muchos más rápidos en donde se determine la responsabilidad o la inocencia de los funcionarios públicos, no puede ser que los procesos de corrupción tarden 15 años, en muchos casos prescriban en el camino. También otra cuestión es la problemática de la tercera edad donde voy a trabajar para que podamos lograr que las especialidades críticas para el sistema de salud tengan becas y se privilegie la formación de esos profesionales. Hoy está claro que hay una necesidad de enfermeros, gerontólogos, pediatras y necesitamos que esa formación se produzca y tienen que haber políticas activas para que se desarrollen.

P.: En estos dos años el Gobierno tuvo que apelar a la negociación política en el Congreso y esta situación va a seguir después de diciembre, ¿cómo asume la necesidad de buscar acuerdos?
G.O.:
El Congreso es el parlamento, es el lugar en donde se deben encontrar los consensos para las leyes y eso es bueno porque permite dar discusiones para que las leyes tanto sean del Ejecutivo como las que presenten los legisladores sean mejoradas. Lo que es malo es que el Congreso funcione como una escribanía, como funcionó hasta 2015 donde las leyes salían sin ningún tipo de discusión y las críticas leyes que salían eran las que enviaba el Ejecutivo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario