Política

OEA abre la puerta para intervención a Maduro

Nueva York - Los países que integran el pacto de defensa interamericano TIAR se pronunciaron ayer, por 16 votos a favor activar el tratado con el objetivo de “actuar colectivamente” en la crisis de Venezuela.

La decisión fue comunicada por el ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes.

De acuerdo con el texto, rubricado en 1947 y nunca puesto en práctica, los miembros se comprometen buscar soluciones pacíficas a sus conflictos mutuos. Sin embargo, también establece que “un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado americano será considerado como un ataque contra todos los Estados americanos”.

Reclamado por la oposición venezolana y promovido por Estados Unidos y Colombia, el TIAR queda ahora habilitado. Por lo pronto, los países signatarios acordaron identificar y sancionar a dirigentes del gobierno de Nicolás Maduro vinculados con actividades ilícitas, corrupción y violaciones de derechos humanos.

En paralelo, en una declaración emitida en Nueva York, el Grupo de Lima, que integran una docena de países americanos, entre ellos Argentina, se declaró dispuesto a “adoptar nuevas sanciones u otras medidas económicas y políticas” contra Maduro y acusó a su administración de bloquear “los procesos de negociación con las fuerzas democráticas” que buscaban una salida a la crisis del país.

En la declaración se afirma que eventualmente se adoptarían medidas “orientadas a favorecer el restablecimiento, sin el uso de la fuerza, del Estado de Derecho y el orden constitucional en Venezuela .

Los firmantes del documento emitido tras una reunión al margen de la Asamblea General de la ONU, rechazaron “los reiterados y sucesivos bloqueos del régimen ilegítimo y dictatorial de Maduro a los procesos de negociación con l la Asamblea Nacional (AN, parlamento) de Venezuela para alcanzar una salida política a la crisis”.

Además renovaron “el apoyo al presidente encargado Juan Guaidó y la AN, como autoridades legítimas y democráticamente electas”, y rechazaron “los crecientes vínculos del régimen con grupos armados al margen de la ley y el amparo que otorga a la presencia de organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano”.

Además de Argentina, firmaron Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú.

En el último punto de la resolución, finalmente el Grupo de Lima expresa que reiteran “su profunda preocupación por la gravedad de la crisis humanitaria en Venezuela y por la dimensión del éxodo migratorio, más de 4,3 millones de personas según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que desborda las capacidades para su atención y subrayan la necesidad de incrementar el apoyo internacional, especialmente financiero para ayudar a la migración venezolana y a los países de acogida, para atender esta situación sin precedentes en la región”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario