Economía

Oficial: menos empleo y con salarios en baja

El salario real cumplió un año de caída. En mayo, el poder de compra de los sueldos bajó 8,9% respecto de igual período del año pasado. La última vez que se verificó un dato positivo fue en el mismo mes de 2018, con un incremento de apenas 0,2%. Los datos corresponden al Reporte del Empleo Registrado que elabora el Ministerio de la Producción y el Trabajo. Para tomar dimensión de la caída, los datos indican que el poder de compra de los sueldos de mayo último equivalía al 85,7% del que había en 2016. Tal merma se refleja a su vez en las diferentes estadísticas de consumo que muestran caídas en casi todos los rubros.

Junto con la baja en los salarios, los datos oficiales muestran también pérdidas de empleo registrado. La cantidad de trabajadores contratados de manera regular cayó 1,8% respecto del mismo mes de 2018. Se trata de 217.100 trabajadores menos que un año antes. Fueron 12.084.157 empleados, lo que indica una pérdida intermensual (si se eliminan factores estacionales) del 0,1%.

Sólo en el sector privado, en mayo pasado hubo 184.100 registrados menos que en mayo de 2018 (-2,1%) producto de una rebaja de los asalariados registrados (-168.700), como los trabajadores independientes en su conjunto (-31.500 trabajadores), mientras que los asalariados registrados de casas particulares se incrementaron en 16.100 trabajadores. Según señalaron el subsecretario de Desarrollo y Planeamiento Productivo, Bernardo Díaz Astarloa, y la directora nacional de Análisis y Estadísticas Productivas, Belén Rubio, la cantidad de empleados en blanco “se mantiene estable” en lo que va de 2019. La explicación tiene que ver con las comparaciones desestacionalizadas contra el mes anterior. En enero fue 0%, febrero subió 0,1%; marzo bajó 0,2%, en abril se mantuvo sin cambios y en mayo cayó 0,1%. Pero en rigor, este tipo de movimientos mínimos se registran en proporciones parecidas desde enero de 2016. La realidad es que desde diciembre de 2017, cuando la cantidad de empleados total creció a 12.387.400, se han ido registrando constantes pérdidas. Desde que comenzó el año hasta ahora hay 93.400 empleos menos.

Por otro lado, la Encuesta de Indicadores Laborales (que releva el empleo en empresas privadas de más de 10 empleados) mostró en junio una baja de 2,7% del empleo registrado del sector privado para el total de los aglomerados urbanos relevados.

“En el interior del país la baja fue del 1,7%, a un ritmo menor que en el Gran Buenos Aires, donde el empleo retrocedió 3,2% interanual”, detalló el informe.

Pero en junio, las expectativas de creación de empleo en el sector privado se mantuvieron en terreno positivo al igual que en mayo, lo que demostraría que la caída de los indicadores estaría tocando un piso. Fueron 1,2 puntos porcentuales en favor, producto de un 5,2% de empresas relevadas que planean contratar gente en los siguientes tres meses, contra 4% que piensa que va a reducir su plantel. El 90,8% de las empresas encuestadas no hará cambios en la cantidad de trabajadores en entre julio-agosto y septiembre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario