Economía

Oficial: salarios pierden 29,4% en el año contra la inflación

Es una de las peores variables del Gobierno de Mauricio Macri. En lo que va de 2019, subieron 26,5% frente al 42,4% del alza de los precios. Los sueldos públicos y los no registrados, los que más sufrieron.

Los salarios anotaron en agosto una suba del 2,4%, por debajo de la inflación (3,9%), informó ayer el INDEC. De esta manera, en el acumulado de 2019, el índice registra un alza del 26,5%, lo que implica una caída del 9,8% en términos reales. A su vez, en los últimos doce meses, anotó un alza del 42,4% interanual, por debajo del Índice de Precios al Consumidor, que registró una variación del 54,5%, lo que implicó una merma del 22% en términos reales.

Con este resultado, se verifica que los salarios fueron una de las variables más golpeadas a lo largo de la gestión de Mauricio Macri, lo que se tradujo en una fuerte caída del consumo, tanto mayorista como minorista, que estuvo acompañada por una contracción en la cantidad de créditos otorgados en la economía, producto de las elevadas tasas de interés, principalmente desde mediados de 2018, como respuesta a las crisis cambiarias. Si bien para este año se esperaba inicialmente una inflación cercana al 30%, las depreciaciones del tipo de cambio generaron una aceleración de la inflación, lo que implicó una caída del poder adquisitivo.

En este contexto, los salarios del sector privado registrado fueron los que más crecieron durante agosto, al experimentar un aumento del 2,8%, que de todas formas se ubicó por debajo de la inflación. En el acumulado para los últimos doce meses, la cifra ascendió al 43,9%. En cambio, en el sector privado no registrado, el avance fue del 2,6%, por encima del nivel general. Desde agosto de 2018, el indicador acumuló una variación del 42,4% interanual. Por su parte, si bien los salarios del sector público subieron apenas 1,8% en agosto, son los más favorecidos (o menos golpeados) de los últimos doce meses, al registrar un incremento del 44,8%.

En un contexto recesivo y de desempleo creciente, es probable que los salarios continúen rezagados frente a la evolución de los precios. En esta línea, los indicadores laborales, sociales y de empleo se vieron golpeados en los últimos años en un contexto de caída de la actividad industrial, dado que suele ser uno de los rubros más intensivos en lo que es la contratación de mano de obra. Para septiembre ya se espera una caída aún mayor en términos reales, debido a que en el mes, la inflación alcanzó un pico. Y ya se da por descontado que este año la inflación volverá a ganarles a los salarios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora