Edición Impresa

Oficialismo desairó relato de juez en Congreso sobre caso de falso abogado D´Alessio

Alejo Ramos Padilla dijo que investiga una red de espionaje judicial y político de proporciones, y que se pueden perjudicar las relaciones con los Estados Unidos.

El juez Alejo Ramos Padilla, expuso el caso del falso abogado Marcelo D’Alessio que involucra al fiscal Carlos Stornelli en una supuesta extorsión, ayer ante la comisión del Congreso que preside el kirchnerista Leopoldo Moreau, con desaire del oficialismo que criticó esa puesta y no asistió a la reunión. El magistrado aseguró que investiga una “red de espionaje judicial de magnitudes” y hasta dijo que podría afectar las relaciones internacionales de la Argentina con los Estados Unidos, mostró intercambio de mensajes de D´Alessio y consideró que “Stornelli goza del principio de inocencia”, pero también expresó que nunca había creido ”que un fiscal de la Nación pudiera estar pidiendo dinero a quien decía públicamente que era agente de la DEA”.

Para Cambiemos se trató de un escena montada por el kirchnerismo, por lo cual envió una carta a Moreau, quien preside la Comisión de Libertad de Expresión de Diputados, explicando que estarían ausentes porque consideraban que “la reunión tiene el dudoso objetivo de informar sobre las distintas actividades de espionaje ilegales que se habrían realizado a varios periodistas, dirigentes políticos y personalidades afectando las garantías y los derechos que hacen a la tarea de prensa”. Además, los oficialistas recordaron que “la convocatoria es para el día anterior en el que la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos de Inteligencia analizará el caso D’Alessio, como también abrirá la caja con documentación remitida por el juez Ramos Padilla”, en referencia a la reunión que está prevista para hoy.

En su relato ante los legisladores de la oposición, entonces el juez federal de Dolores, quien esquivó por ahora el pedido de que la causa pase a la Justicia federal de Comodoro Py, dijo: “Soy el juez de la causa, voy a tomar todos los recaudos necesarios para preservar la investigación, para preservar la integridad y los datos reservados de las víctimas, y no voy a hacer conclusiones, sino que voy a exponer la información recogida hasta el momento”.

Según el criterio del magistrado “lo cierto es que el caso que puede involucrar a un fiscal, no a uno solo, sino a varios, a un periodista, a un juez, es ínfimo. Lo que estamos viendo puede perjudicar las relaciones con Estados Unidos, con Venezuela, con Israel y con la República del Uruguay, porque esta organización tuvo incidencia en distintos ámbitos de incumbencia de varios países”.

“Los jueces tenemos la obligación de poner en poder a la ciudadanía este tipo de información”, siguió Ramos Padilla y dijo que “quienes han sido objeto de esta investigación no tienen protección” y que “se busca proteger la actividad de los periodistas, de los llamados objetivos” y que “se debe cuidar al periodista que tiene alta responsabilidad para que no se vea engañado”.

Explicó que “estamos hablando de una organización al menos paraestatal, con vinculaciones de todo tipo. Muchos periodistas pueden haber sido afectados en su buena fe y haber formado parte de una maniobra de espionaje ilegal de la que ellos no tenían conocimiento”. Agregó luego mensajes de D’Alessio que presuntamente lo vinculan con las legisladoras de la Coalición Cívica, Elisa Carrió y Paula Olivetto. Dio a conocer un mensaje del falso abogado a una tal “Romina Aduana”, en el cual le dice que “yo hice cosas con ella (Carrió) y con Paula Oliveto. A disposición”.

En otro WhatsApp que mostró Ramos Padilla se expuso una conversación en la que supuestamente hablaba con el empresario Mario Montoto sobre la filial argentina de la empresa PDVSA (Petróleo de Venezuela).

Ramos Padilla procesó con prisión preventiva a D’Alessio, quien se encuentra detenido por presunta extorsión al empresario agropecuario Pedro Etchebest en nombre del fiscal Stornelli, quien instruye la causa de los “cuadernos”. Antes de la detención, el juez ordenó allanamientos y ayer dijo que solo había analizado uno de tres discos rígidos que secuestró entre otros elementos.

El magistrado confió que intervino los teléfonos del falso abogado y que en diez días de investigación analizó “varios hechos que daban cuenta de la posibilidad de que esta organización cometiera varios delitos de manera simultánea y de todo tipo”

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario