Política

Oficialismo quiere recortarle fondos a la Corte

Cuatro diputados de Cambiemos presentaron un proyecto de ley para redistribuir los recursos. Iniciativa prevé disminuir fondos al máximo tribunal para aumentar partidas al Consejo de la Magistratura.

La pelea por los fondos judiciales sumó un nuevo capítulo a la dilatada disputa entre el Ejecutivo y la Corte Suprema. Cuatro diputados del oficialista interbloque Cambiemos presentaron un proyecto de ley para redistribuir los recursos asignados al Poder Judicial.

La iniciativa propone disminuir lo que recibe la Corte Suprema y aumentar las partidas del Consejo de la Magistratura. La modificación propuesta por los diputados Pablo Tonelli (PRO), Álvaro González (PRO), Mario Negri (UCR) y Diego Mestre (UCR) implica que del 3,5% del presupuesto asignado, el 0,20% sea para la Corte Suprema y el 3,30% para el Consejo de la Magistratura.

La ley 23.853 asigna al Poder Judicial el 3,5% "de los recursos tributarios y no tributarios de la Administración Central", mientras que el decreto 557/2005 firmado por el entonces presidente Néstor Kirchner asigna el 0,57% a la Corte Suprema de Justicia y el 2,93% al Consejo de la Magistratura.

"Este esquema de distribución de recursos ha demostrado ser inadecuado, dejando al Consejo de la Magistratura -y a los tribunales bajo su administración- en una situación de desequilibrio estructural y vulnerabilidad financiera crónica", sostuvo Tonelli al justificar el proyecto de ley.

Según el diputado, "a partir del desequilibrio presupuestario introducido mediante el decreto 557/2005, la Corte pasó a poder administrar una masa superavitaria de fondos que no tienen aplicación al pago de haberes o a inversión en el Poder Judicial” que “se mantienen bajo la absoluta discrecionalidad del más alto tribunal".

Las tensiones entre el Ejecutivo y la Corte Suprema por las partidas presupuestarias no es novedad. En el cierre de cada año, el máximo tribunal suele solicitarle al Gobierno un incrementar en los fondos teniendo en cuenta el contexto inflacionario.

Vale recordar que en septiembre pasado el máximo tribunal le pidió al Ejecutivo casi $4.000 millones con el objetivo de otorgar un aumento salarial del 30% a los empleados del sector. A lo largo de este año, los judiciales recibieron tres subas salariales: 10% en marzo -por compensación de la pérdida de poder adquisitivo del año anterior-, 7,5% en mayo y 7,5% en junio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario