Cómo se realizan las elecciones argentinas: ¿se puede votar desde el celular o la tablet?

Opiniones

Por la emergencia y el aislamiento se pospusieron elecciones en ONG, sindicatos, colegios públicos, consejos profesionales, cooperativas y se extendieron mandatos.

La Argentina en tiempos de pandemia, se encuentra en una situación privilegiada en relación a la representación política en cargos públicos electivos, dado que el año pasado se celebraron elecciones nacionales, provinciales y municipales, en todas las categorías, con alto grado de participación (81%).

La ciudadanía legitimó a quienes asumieron sus mandatos en diciembre de 2019, razón por la cual los liderazgos están sólidos, a diferencia de otros países, en los que sus dirigentes políticos deben atravesar elecciones éste año.

Sin embargo, las medidas de emergencia sanitaria( DNU 260/2020) y de aislamiento social preventivo y obligatorio –ASPO- (DNU 297/2020) dictadas por el Poder Ejecutivo Nacional, han determinado posponer elecciones en diversas organizaciones no gubernamentales (ONGs.) o del tercer sector (sindicatos, asociaciones civiles, colegios públicos y consejos profesionales, clubes , cámaras empresariales, mutuales y cooperativas, partidos políticos y universidades) y también -por caso- la prórroga de mandatos de quienes se encuentran a cargo, al momento de la postergación de los actos electorales que debían o deberán celebrarse mientras dure la emergencia sanitaria ocasionada por el Coronavirus.

A nivel gubernamental, se suspendieron las elecciones de intendente y concejales que debían realizarse el 29 de marzo en la ciudad de Rio Cuarto, primera en importancia luego de la capital de la provincia de Córdoba. Sus concejales aprobaron por unanimidad el Acta Acuerdo firmada por la mayoría de los candidatos y representantes de los partidos políticos, donde se fija el día 27 de septiembre como nueva fecha de la elección y se prorrogan los actuales mandatos electivos -que finalizarían el próximo 2 de julio- hasta el 8 de octubre.

En relación a las ONGs, la Inspección General de Justicia (IGJ) decidió prorrogar los mandatos de los miembros de los órganos de gobierno, administración y fiscalización de las asociaciones civiles controladas por ésta IGJ, cuyos vencimientos operaron a partir de la entrada en vigencia del DNU 297/2020, y mientras dure el aislamiento, por el término de ciento 120 días a partir del 29 de abril de 2020. Es decir, que se extienden los mandatos hasta fines de octubre, prorrogables en caso de subsistir la situación de emergencia, exceptuando de lo dispuesto a las entidades que desearen elegir autoridades cuando resultare oficializada sólo una lista de candidatos a los órganos electivos. Dispone, asimismo, que los procesos electorales que resultaren postergados, deberán recomenzar una vez finalizado el período de excepción y realizarse la elección de autoridades en la primera asamblea que se convoque, en la cual –además- deberá precisarse la fecha concreta de finalización de los mandatos de quienes resulten electos.

En idéntico sentido, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES),ha dispuesto que mientras dure el aislamiento y las medidas que en su consecuencia se dicten, que impidan el normal funcionamiento institucional de las cooperativas y mutuales, se posterga la convocatoria y realización de asambleas; y que los miembros de los órganos de dirección y de fiscalización privada de las cooperativas y mutuales permanecerán en sus cargos hasta su reemplazo por las asambleas que se realicen una vez finalizadas tales medidas.

Días atrás la Secretaría de Trabajo, mediante resolución, dispuso suspender hasta el 30 de septiembre de 2020 los procesos electorales, las asambleas y congresos, tanto ordinarios como extraordinarios, como así también todo acto institucional que implique la movilización, traslado y/o la aglomeración de personas, de todas las asociaciones sindicales inscriptas en el registro de dicha Autoridad de Aplicación.

Al mismo tiempo, prórroga por 180 días a partir del 30 septiembre de 2020 los mandatos de los miembros de los cuerpos directivos, deliberativos, de fiscalización y representativos de las asociaciones sindicales, federaciones y confederaciones registradas ante la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y los mandatos de los delegados de personal, comisiones internas y órganos similares que hubieran vencido a posteriori del 16 de marzo de 2020. Es decir, que todos quienes ostenten un cargo sindical sujeto a su ratificación electoral, continuarán en el mismo hasta el 30 de marzo del año 2021.

En los fundamentos de la medida se expresa “que es menester contemplar un plazo necesario para que las asociaciones sindicales puedan regularizar su situación institucional, meritando a tal efecto que el proceso electoral, medular en la vida de las organizaciones sindicales, se compone de una multiplicidad de actos y que, no existe desde el punto de vista tecnológico, recurso virtual disponible que permita sustituir la presencia real de los protagonistas, máxime en aquellos casos en los que la voluntad de los afiliados debe expresarse de modo directo y secreto, por ello corresponde prorrogar los mandatos”.

Las universidades nacionales del país, como partidos políticos también han suspendido elecciones, prorrogado mandatos de sus autoridades hasta tanto dure el estado de aislamiento obligatorio.

Como observamos, en éstos gestos de madurez política, ya sea por consensos o por disposiciones de las autoridades de aplicación respectiva, las elecciones se suspendieron y aplazaron y simultáneamente los mandatos se prorrogaron, sin inconvenientes, en razón de que han ido fijando fechas para la celebración de elecciones y vencimientos de gestión.

¿Por qué son importantes las elecciones?

La conducción del orden social es la suma coordinada de decisiones y acciones tomadas por líderes elegidos por quienes integran los diferentes estamentos que conforman una sociedad, sabemos que la realización de elecciones para la designación de autoridades, y sus resultados, son fundamentales para otorgar validez y legitimidad a las decisiones que los representantes electos tomen.

En este razonamiento, si bien las preocupaciones prioritarias son emergencia sanitaria, la recuperación de la regularidad laboral, económica, y educativa, en la nueva normalidad también es necesario garantizar la realización de elecciones de autoridades en las organizaciones intermedias, sean éstas por asambleas nominales o mediante el voto secreto de sus miembros, afiliados o asociados. Es preciso sostener la institucionalidad democrática y evitar vacíos de poder, garantizando los fundamentales derechos políticos y de participación ciudadana en cada organización social: de elegir y ser elegido mediante elecciones libres, periódicas e íntegras.

elecciones-urna.jpg

Ante ésta coyuntura, fueron oportunas las prórrogas. Luego, hay que asegurar que los actos eleccionarios se produzcan, preservando la salud de quienes formen parte del proceso electoral, en especial en la jornada de votación. El análisis de la modalidad y los protocolos para la realización de elecciones en época de coronavirus, debe ser consensuada por todos los actores de la contienda y autoridades responsables de los comicios.

En atención a la emergencia extraordinaria, es momento de reflexionar sobre cómo vamos a garantizar la realización de elecciones que cumplan con los resguardos de asepsia, higiene y seguridad para prevenir el contagio del Covid-19 hasta tanto dure el estado de incertidumbre sobre su propagación y cura. Mientras no haya vacunas, o desarrollen medicamentos efectivos, habrá que cambiar el modo en que se comporta la sociedad, incluso en su manera de elegir y postularse.

¿Qué modalidades se pueden aplicar para elegir representantes?

Las modalidades pueden ser las mismas que tradicionalmente se utilizaban, a las cuales se les incorporarán elementos nuevos, de acuerdo a cada caso en particular. En este sentido podrían organizarse elecciones habituales respetando estrictas normas sanitarias de prevención de contagio, con ampliación de tiempos y modificación de escenarios electorales, hasta agregar mayores herramientas tecnológicas en las diversas etapas del proceso, incluido el cambio del instrumento de votación.

Es decir, para quienes vienen celebrando elecciones presenciales en recintos con boletas de papel o electrónicas con soporte papel, como aquellos que cuentan con modalidades de votación remota tales como el voto por correo (postal), voto electrónico por internet, hasta el novedoso blockchain, la época se presenta como una oportunidad de perfeccionar y modernizar e innovar los procedimientos electorales e instrumentos de votación. Deberán en cualquier caso, ajustar las reglas para garantizar el que el sufragio sea aséptico, además de universal, secreto e igual.

salta elecciones voto e.jpg
Los salteños adoptaron tiempo atrás el voto electrónico. La nueva modalidad es votar a través de tablets o celulares.

Los salteños adoptaron tiempo atrás el voto electrónico. La nueva modalidad es votar a través de tablets o celulares.

En el Instituto de la Democracia y Elecciones (IDEMOE) hemos participado como observadores electorales y acompañantes cívicos en elecciones a cargos públicos de representación política, como también de organizaciones del Tercer Sector:

  • Autoridades del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de CABA, con voto electrónico presencial con máquinas (BUE)

  • Autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), con voto electrónico presencial a través de tablets

  • Autoridades de la Asociación del Personal Jerárquico del Agua y Energía (APJAE) y del Círculo de Legisladores de la Nación Argentina, ambos con voto presencial a través de boleta papel partidaria y votación remota mediante voto postal.

  • Elección interna de autoridades del Partido Movimiento Popular Neuquino (MPN), con voto electrónico presencial con dispositivo (BUE).

En cada uno de éstos comicios aportamos recomendaciones con una mirada técnica, ciudadana y federal.

Este tiempo, nos pone el reto de acompañar procesos y observar elecciones ajustándonos a los protocolos sanitarios estrictos que desarrollamos con el aporte de todas las especialidades involucradas. Es un desafío que asumimos, como siempre, comprometidos con la calidad en la gestión de los procesos electorales, a todo nivel, compartiendo el objetivo de cumplimiento de estándares de integridad de quienes nos convocan.

(*) Abogada, directora ejecutiva del Instituto de la Democracia y Elecciones (IDEMOE)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario