Opiniones

Crece el financiamiento a Pymes a través del mercado de capitales

Tanto a consecuencia de la nueva legislación de apoyo al sector como de la política restrictiva en materia monetaria implementada por el BCRA a partir de mediados del año pasado, las PyMEs han reaccionado positivamente buscando fuentes de financiamiento alternativas de manera creciente.

En el curso de los últimos trimestres, el volumen del Crédito Bancario al Sector Privado no Financiero (SPNF) se ha contraído significativamente. Según datos del Banco Central de la República Argentina, el total de créditos por dicho concepto (en pesos y en moneda extranjera), que se había incrementado un 61% entre agosto de 2017 y el mismo mes de 2018, aumentó sólo el 14% entre agosto de 2018 y agosto de 2019. Teniendo en consideración la tasa de inflación de este último período, se pone de manifiesto una sustancial disminución del crédito al sector privado en términos reales. Una reducción de semejante magnitud, como es obvio, no puede explicarse meramente por una caída del nivel de actividad económica y la consecuente retracción de la demanda, sino por la implementación de una política contractiva expresa por parte de la autoridad monetaria.

Resulta por demás ilustrativo destacar que, enfrentadas a la severa caída del crédito bancario ya citada, las PyMEs recurrieron alternativamente, entre otras fuentes, al mercado de capitales. En tal sentido, y de acuerdo con la información provista por la Comisión Nacional de Valores (CNV), se constata que el financiamiento recibido por las PyMEs por este canal en los primeros nueve meses del presente año alcanzó un monto total de $ 58.106 millones, lo cual implicó una suba del 113% con respecto a igual período del año inmediato anterior y representó a la vez una suma histórica récord.

Por otro lado, y ya en el trimestre julio – septiembre del corriente, el financiamiento PyME en el mercado de capitales ascendió a $19.102 millones, lo que representó una proporción del 24% del total, marcando así un vigoroso crecimiento con respecto al año 2018 (en el que se situó en el 19% del respectivo global). La composición por instrumento, a su vez, señaló el predominio de los Cheques de Pago Diferido Avalados por Sociedades de Garantía Recíproca- SGRs (78% del total); seguidos más lejos por los Fideicomisos Financieros (10%), los Pagarés Avalados (8%), las Obligaciones Negociables (3%) y las Facturas de Crédito Electrónicas (apenas el 1%, si bien registradas recién a partir de julio del año en curso).

El factor básico que explica la creciente participación de las PyME en el mercado de capitales (en septiembre pasado ya se contaba con el número récord de 161 emisoras, sin considerar aquellas vinculadas con CPD Avalados y Pagarés Avalados) radica en las tasas de interés asociadas a los instrumentos antes referidos. En tal sentido, mientras la tasa bancaria para Adelantos en Cuenta Corriente se ubicó en el tercer trimestre de este año en un promedio del 80% anual y la de Descuento de Documentos en el 60% anual (para más de 50 días), la tasa abonada por los CPD Avalados en igual período alcanzó un promedio del 56,3% anual (para un plazo promedio de 112 días). Este hecho implica que el costo financiero que ofreció a las PyMEs el mercado de capitales estuvo consistentemente por debajo del correspondiente a los productos bancarios de mayor utilización.

En otras palabras, puede afirmarse que, tanto a consecuencia de la nueva legislación de apoyo al sector vigente desde el 2017 como de la política restrictiva en materia monetaria implementada por el BCRA a partir de mediados del año pasado, las PyMEs han reaccionado positivamente buscando fuentes de financiamiento alternativas de manera creciente. Si bien el mercado de capitales, por su propia envergadura y por el escaso tiempo transcurrido, no alcanzó a compensar en forma plena la significativa reducción del crédito bancario verificada en el último año, resulta por demás auspicioso que las PyMEs hayan comenzado a explorar con éxito opciones de financiamiento por fuera de las tradicionales.

Es de esperar que, en función del próximo cambio de Gobierno a nivel nacional, surjan novedades favorables para el universo PyME de modo de facilitar la diversificación de sus fuentes de financiación y alentar su participación en el mercado de capitales a través de los numerosos mecanismos disponibles.

* Director Finanzas Corporativas de SMS – San Martin Suarez & Asociados

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario