Precios máximos: cómo impactan en las pymes

Opiniones

Las autoridades podrán ahora intervenir de distintos modos en las actividades de las pymes en la medida en que se verifiquen determinadas conductas.

En el Boletín Oficial del día de la fecha se publicó el DNU 287/2020, el que se refiere a varias cuestiones vinculadas con la emergencia asociada a la pandemia del COVID - 19.

En su Artículo 2° dicho DNU suspende, mientras dure dicha emergencia, la vigencia del último párrafo del Artículo 1° de la Ley 20.680 (la que, en síntesis, contiene normas sobre compraventa, permuta y locación de cosas muebles, obras y servicios que satisfagan necesidades básicas o esenciales orientadas al bienestar general de la población).

La suspensión aludida en primer término deja sin efecto transitoriamente la excepción a su cumplimiento que la Ley 20.680 le otorgaba a las pymes. En consecuencia, las autoridades podrán ahora intervenir de distintos modos en las actividades de las pymes en la medida en que se verifiquen determinadas conductas (entre otras: elevar injustificadamente los precios, obtener ganancias abusivas, acaparar materias primas o productos, e intermediar innecesariamente).

De acuerdo con lo consignado en la citada Ley, y en caso de configurarse alguno de los supuestos referidos, las autoridades podrán establecer márgenes de utilidad, precios de referencia y niveles máximos y mínimos de precios; así como disponer la continuidad de la producción, comercialización, transporte y prestación de servicios dentro de niveles o cuotas mínimas en función de volúmenes habituales y capacidades productivas. Finalmente, la Ley en cuestión establece un régimen sancionatorio que involucra multas, decomiso de las mercaderías objeto de la infracción de que se trate, e inhabilitaciones.

La medida adoptada a través del DNU ya señalado se halla en consonancia con los anuncios realizados por los Ministros de Economía y de Desarrollo Productivo de la Nación el día 17 pasado, oportunidad en que se anticipó el establecimiento de precios máximos por 30 días (prorrogables) para un conjunto de productos alimenticios, de higiene personal, medicamentos e implementos médicos. En primera instancia, y según se adelantó, los precios antes referidos serán los informados por los supermercados a la Secretaría de Comercio de la Nación el día 6 del corriente a través del sistema de Precios Claros.

El DNU 287/2020 permite ahora llevar a cabo un control más ajustado de las pymes proveedoras a fines de mantener sin variación los precios de determinados productos y de garantizar el abastecimiento en sectores esenciales de la economía.

(*) Director de Finanzas Corporativas de SMS- San Martín, Suárez y Asociados. Consultor Misión Pyme

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario