Secciones Especiales

Osaka invita a cocinar en el ciclo "Guest Chef 2019"

Una noche al mes, un referente internacional fusionará su cocina con la nikkei para realizar un menú irrepetible. Muchos de los invitados recibieron estrellas Michelin.

Si hay un restaurante de alta cocina que supo ganarse a lo largo de los años una clientela fiel es Osaka. Por sus sabores, texturas y aromas, se mantuvo a lo largo de los años como el máximo referente de la cocina fusión peruano japonesa o nikkei y tener las reservas al tope. ¿Pero más allá de mantenerse, no es divertido apostar e ir más allá? Desde Osaka dijeron sí, y aunque su menú –que incluye deliciosos mariscos al fuego y piezas de sushi– conquista, un martes o miércoles de cada mes servirán otro completamente distinto e irrepetible de forma exclusiva, aunque por una buena (y ambiciosa) causa.

Lo hacen en el marco “Guest Chef 2019”, un ciclo en el que prestigiosas figuras de la alta cocina de distintas regiones diseñan un menú de pasos junto a Eddie Castro, el chef ejecutivo de Osaka, que se sirve de forma exclusiva una vez al mes en el amplio local de Puerto Madero. Los invitados son referentes de restaurantes galardonados con estrellas Michelin y distinciones en los rankings Latin America’s 50 Best y World’s 50 Best Restaurants, que dan pistas sobre la mejor cocina a nivel global.

Comida

Para abrir el ciclo, que se realizará hasta fin de este año, la primera invitada fue Christina Sunae, una experta de la cocina del sudeste asiático que despliega técnicas únicas que se explican por su origen y formación: hija de madre coreana, nació en EEUU, vivió en Japón, y después de entrenarse en prestigiosos establecimientos norteamericanos, se quedó en Argentina para abrir en 2009 su restaurante a puertas cerradas Cocina Sunae y más tarde, en 2016 dar el salto para inaugurar Sunae Asian Cantina, en el corazón de Palermo.

Pong Pong

El menú de ese miércoles de septiembre, que logró una equilibrada y sabrosa fusión entre las cocinas nikkei y del sudeste asiático constó en un cóctel de bienvenida realizado por Christian Vargas llamado Pong Pong, con pisco de manzana verde, albahaca y apio chino. El trago fue servido en la terraza junto con el primer paso realizado a la intemperie: el Roti Rotuso, un huevo onsen servido en cazuela con salsa Peruvian BBQ y un pan roti canai tibio para mojar. Una vez en el salón, se sirvió el segundo y compartible paso, queconstó en un delicioso tartar de trucha, wagyu, aceite de trufa y guacamole, acompañado con piel de salmón crocante y chicharrón. Más tarde llegó un tiradito de shiromi y le siguió el Niguiri Platter con tres piezas inolvidables: una de molleja crocante con salsa de tamarindo y harusame; otra de langostino en salsa BBQ de rocoto, crema de palta y chalaquita y la última (y más celebrada) fue la de papada de cerdo braseada en curry, soja y sake. Los últimos y abundantes pasos fueron costilla de cerdo braseada en salsa negra, coco rostizado, especias y pisco y el lima halo halo, un postre para mezclar que incluyó granita de guanábana, helado de lúcuma, frutas de estación y tapioca, servidas dentro de un coco.

“Vine a cocinar a Osaka por primera vez y quedamos contentos con el menú que armamos con Eddie, con mucha frescura y mucho sabor”, dijo Sunae.

El ciclo quedó oficialmente inaugurado el 25 de septiembre con la visita del venezolano Carlos García, quien fue elegido entre sus pares como el “Mejor Chef de Latinoamérica” en la última edición del Latin America’s 50 Best. Hoy reside en Miami y lidera su restaurante Obra, en el moderno distrito Brickell. A su vez conserva su restaurante en Caracas llamado Alto.

García se formó en los restaurantes de clase mundial El Bulli y El Celler de Can Roca, para regresar en 2003 a Sudamérica y trabajar en el restaurante Malabar, en Lima. Cuatro años más tarde, regresó a la capital venezolana para abrir Alto.

En Osaka, compartió su conocimiento sobre la gastronomía Lationamericana y creó el menú con Eddie Castro y Joannes Frkovic, su itamae. Algunos de los pasos de este menú fueron el Otoshi, una tortilla frita con tartar de cordero, con salsa de coco; el Arroz pegado que consta en un concolón de arroz con almejas y emulsión de ajíes; el Shio Buta, un costillar glaseado en costra de sal, arepas con huacatay, mil hojas de yuca y bacon y el postre Namelaka & Wasabi, un cremoso de cacao del sur del Lago al 70%, bizcocho de wasabi y zanahorias cítricas.

Chef

La próxima velada del Guest Chef será el martes 8 de octubre y tendrá como invitado a Álvaro Clavijo del restaurante El Chato, Bogotá.

“Nosotros ya hemos hecho cruces con varios chefs, pero ahora empezamos a empezar a invitar cocineros del exterior con el ciclo Guest Chef. Christina Sunae fue la primera. Y la idea del ciclo es ofrecer menús exclusivos solo por una noche y no se vuelven a repetir”, señaló Eddie Castro, chef ejecutivo de Osaka.

“Los cocineros se entusiasmaron en venir a cocinar a nuestra casa, que es Osaka. La idea es que cada menú sea conversado y que tenga un poco de ambas cocinas, una impronta de cada lugar. Estamos muy contentos y con todas las ganas de trabajar en estos menús para cortar la semana”, agregó.

Liderado por su dueño el empresario gastronómico Agustín Latorre, Osaka se posicionó como un exponente de la alta cocina con la riqueza y calidad de sus productos. “Nuestro público busca experiencias, no se trata sólo de comer bien, ofrecemos algo que no se puede encontrar en otro local.”- explicó Christian Gallego, Gerente General y agregó: “Por eso este año Osaka contará con muchos menús especiales con chefs invitados que se suman a nuestro experimentado staff”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario