Edición Impresa

Otras rutas de sabores

De la Patagonia al noroeste, de Cuyo al Litoral y de la llanura pampeana a las sierras centrales, la Argentina ha desarrollado numerosas rutas o circuitos gastronómicos. Son propuestas turísticas cada vez más disfrutadas, como destino en sí mismas o como complemento de un viaje de mayor alcance. El vino es tal vez la producción más popular, mientras crece la atracción a partir de productos como la yerba mate, el queso y el olivo, entre otros. Las propuestas están orientadas a conocer de forma organizada los procesos productivos agropecuarios, industriales o de degustación de alimentos regionales, e implican un componente de cultura local, con oferta de hospedaje y servicios para el turista.

Los Caminos del Vino en Mendoza, San Juan, La Rioja, Neuquén y Salta; la ruta de la empanada en Tucumán; los embutidos y los lácteos en la localidad bonaerense de Suipacha; chacinados en Tandil y Mercedes. Córdoba es otro excelente destino para disfrutar de salames y quesos; la Ruta de la Yerba Mate en Corrientes y Misiones, y mucho más.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario