Edición Impresa

Ottavia Piccolo: una estrella de los 70 en el San Martín

En el marco de "Italia in scena", la recordada protagonista de tantos éxitos del cine italiano representará un drama basado en una historia real, una abuela de Mosul que huye de Irak con su nieta y atraviesa 5.000 km a pie.

Mañana comienza “Italia in scena”, una programación en el Complejo Teatral de Buenos Aires que alterna producciones italianas contemporáneas con proyectos originales elaborados en conjunto por italianos y argentinos. Habrá espectáculos de teatro, música y danza, cine clásico y contemporáneo, conferencias, clases magistrales y exposiciones.

El debut será con “Occident Express (Haifa nació para quedarse quieta)”, de Stefano Massini, con dirección de Enrico Fink, quien también hizo la música, y Ottavia Piccolo, quien también la protagoniza, en la sala Casacuberta del Teatro San Martín. Las funciones serán mañana, el sábado y el domingo a las 20.30 y cuenta con músicos de ambos países en escena.

La obra está inspirada en una crónica real: en 2015, Haifa Ghemal -una anciana de Mosul- se fugó desde el norte de Irak con su nieta de 4 años. Atravesó 5.000 kilómetros a pie hasta el mar Báltico, en lo que se conoce como la “Ruta de los Balcanes” que cruza Europa. Dialogamos con Piccolo, legendaria estrella de los 60, especialmente recordada por sus protagónicos en películas de Mauro Bolognini, como “Metello” (1970) y “Bubú de Montparnasse” (1971), aunque también tuvo papeles de reparto en “El gatopardo” de Luchino Visconti o “La familia” de Ettore Scola, entre otras.

Periodista: Ha dicho que este papel la transformó tanto que, después de caminar con Haifa, no será la misma. ¿Cuán diferente es este momento de aquel de sus comienzos en el cine?

Ottavia Piccolo: Mi trabajo, si se hace con profesionalismo, puede hacer crecer como persona. Cuando era joven esperaba que alguien me llamase para trabajar, y así llegué a “Metello” con Bolognini o “La familia” de Scola o “Il Gattopardo” de Visconti. También en teatro con Giorgio Strehler o Luca Ronconi. Cuando empecé a ponerme más vieja pensé en hacer cosas que fueran importantes también desde el punto de vista social. Y, al conocer a Massini hace 12 años, hicimos textos que, en alguna medida, cuentan nuestra contemporaneidad. Hice un texto sobre la periodista rusa Anna Politkóvskaya, asesinada en 2006 en tiempos de guerra entre los rusos y los chechenos. También un texto sobre la Shoa, otro sobre las mujeres y el trabajo que se llama “Siete minutos”, y pienso que continuaré trabajando con Massini porque cuando él tiene una idea estoy segura de que coincide con las mías.

P.: ¿Qué puntos de contacto y qué diferencias encuentra entre las guerras actuales y otras guerras en Europa o el mundo?

O.P.: El texto que Massini ha escrito cuenta la historia de una mujer que parte de Irak para salvarse, pero es también la historia de todas las mujeres que se tienen de ir de sus países huyendo de guerras o del hambre. Y también es la historia de todas las mujeres italianas que, en los siglos pasados, tuvieron que exiliarse de varias regiones de Italia buscando un destino mejor. Han venido a la Argentina, a América del Norte, y aquí la trama está centrada en Haifa pero de un modo universal.

P.: Hay prosa y poesía, narración y balada, ¿cómo se estructuró el trabajo?

O.P.: Me he ocupado sobre todo de las palabras; por suerte Massini ha llamado al maestro Fink, que escribió la música, y que en la versión que hacemos en Italia está en el escenario conmigo y otros ocho músicos. Aquí estaremos también con el maestro Fink, y músicos argentinos.

P.: Debutó a los 11 años, vivió en el cine de los 70 y sigue trabajando hasta hoy; ¿qué balance hace de su carrera?

O.P.: El cine italiano de los 70 dio muchísimo a la historia del cine. He realizado algunas películas importantes pero no muchas, he hecho sobre todo teatro. Un poco me arrepiento de no haber hecho más cine, pero no dependió de mí. Miro hacia atrás con mucha satisfacción mi historia profesional.

P.: ¿Le interesó en especial esta propuesta en la que la Argentina rinde tributo a su país?

O.P.: La historia de la inmigración italiana en la Argentina no es suficientemente conocida en Italia, la gente no se acuerda de eso. En Italia, como en otros países, hay cierto olvido de que millones de personas tuvieron que emigrar para buscar un porvenir. Estas manifestaciones de amistad entre Italia y la Argentina son muy edificantes. Además, nuestro teatro italiano está muy vivo. Ahora espero que también el teatro argentino pueda llegar hasta Italia más de lo que ha llegado hasta ahora.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario