Edición Impresa

Pagan a petroleras u$s1.583 M por deuda de subsidios de 2017

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, confirmó a las empresas a fines de enero la cancelación de este pasivo.

El Gobierno pagará a las petroleras u$s1.583,27 millones, unos $63.300 millones a un tipo de cambio de $40, según lo dispuesto en la ley de presupuesto, para saldar las deudas por subsidios impagos a la producción incremental de gas durante 2017, como consecuencia de los programas Plan Gas de 2013, ampliados en 2016.

Según la resolución 54 publicada ayer, se modificó una norma anterior de marzo de 2018 que también reconocía la misma deuda, y en adelante los pagos se encuadrarán en el artículo 55 de la ley de presupuesto. Este autoriza al órgano coordinador de los sistemas de administración financiera a emitir instrumentos de deuda pública con un plazo de amortización mínima de 30 días, y por un monto de hasta u$s1.600 millones para cancelar las obligaciones por el Plan Gas, las cuales serán atendidas como aplicaciones financieras, es decir como deuda pública.

La principal beneficiaria es YPF que percibirá u$s792,1 millones, seguida por Pan American Energy con u$s162,9 millones, Total con u$s159,5 millones, Wintershall con u$s 120,8 millones, y Pampa con u$s 90,9 millones. Con importes inferiores también entran en la lista CGC, Petrobras, Sinopec, Tecpetrol, Shell y Exxon, entre otras.

Para acceder a los instrumentos de cancelación de la ley de presupuesto, las empresas beneficiarias deberán manifestar su adhesión al mecanismo de pago previsto y renunciar expresamente a cualquier derecho, acción y reclamo asociado al pago de los montos en los términos establecidos en los programas y en la anterior resolución 97.

Por los programas del Plan Gas se reconoció un precio de u$s7,50 por millón de btu para la producción de gas que superara la registrada en 2012 en cada área o concesión.

El Plan Gas terminó a fines de 2017 y luego el actual Gobierno aplicó la resolución 46 que solo compensaba con un precio de u$s7,50 al gas de las áreas sin desarrollo previo de Vaca Muerta, a lo que luego se añadieron áreas de la Cuenca Austral.

A principios de este mes, el Gobierno se vio obligado a limitar las compensaciones de la resolución 46 a la producción prevista en el proyecto original, debido a que Tecpetrol en el área Fortín de Piedra proyectó extraer 8,5 millones de metros cúbicos diarios y en noviembre llegó a 17,5 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario