El Papa celebró el acuerdo nuclear con Irán y pidió por la paz mundial

Papa Francisco

El papa Francisco impartió desde el balcón central de la basílica de San Pedro la tradicional bendición "urbi et orbi" ante los miles de peregrinos de todo el mundo allí congregados pese a la lluvia y saludó el acuerdo con Irán.

Antes, en la misa del domingo de resurrección, el pontífice elogió la humildad y pidió por la paz en los lugares de crisis y conflictos en el mundo. El pontífice Francisco invitó a pedir al Cristo resucitado por "la gracia de no ceder al orgullo que alimenta la violencia y las guerras sino tener el coraje humilde del perdón y de la paz".

"Pidamos a Jesús victorioso para que alivie los sufrimientos de tantos hermanos nuestros perseguidos a causa de su nombre, como también de todos aquellos que padecen injustamente las consecuencias de los conflictos y de las violencias en curso", agregó el papa argentino de 78 años.

En referencia al acuerdo en materia nuclear alcanzado por Irán y las potencias occidentales, el papa manifestó su esperanza de que constituya "un paso definitivo para un mundo más seguro y fraterno". 

El obispo de Roma pidió para Siria e Irak e hizo un llamamiento a la comunidad internacional a fin que "no se quede inerte frente a la inmensa tragedia humanitaria" y ante "el drama de los números refugiados".

Además oró por Tierra Santa, Libia, Yemen, Nigeria, Sudán, la República Democrática del Congo y Ucrania y tuvo un recuerdo especial para los estudiantes asesinados el jueves en Kenia. Asimismo pidió para que crezca una cultura del encuentro entre israelíes y palestinos y se pueda reanudar el proceso de paz.

Millones de fieles en todo el mundo siguieron la bendición "urbi et orbi", a la ciudad de Roma y el mundo, por televisión e Internet. Se trata del evento principal de la festividad de Semana Santa en Roma.

Dejá tu comentario