"El Papa escucha a todos, es ejemplo de cómo construir un diálogo"

Papa Francisco

Guillermo Karcher, monseñor y encargado de ceremonial del Vaticano, minimizó las críticas al Papa Francisco por la metodología utilizada en el Sínodo de la Familia y aseguró que el Sumo Pontífice es "un ejemplo de cómo construir un diálogo".

"El Papa escucha a todos, la capacidad de escucha que tiene la demostró muy bien en sus viajes también últimamente. Es alguien que discierne y cuantos más elementos tiene para él es mejor en búsqueda de una síntesis mayor. Esto no quiere decir que tome en consideración nada, pero respeta y es un ejemplo de cómo construir un diálogo. Ni él ni nadie puede obstaculizar nada. Es un organismo que está puesto en marcha y sacará las conclusiones", afirmó Karcher en diálogo con Radio 10.

Durante la entrevista con el programa "Séptimo día", que conduce Daniela Ballester, el vaticano advirtió que Francisco "es conciente que la uniformidad no hace bien a veces en la Iglesia".

"Al contrario, somos un pueblo de Dios viviente. Las libertades son todas aceptadas y es parte de esta nueva familia, como sucede. No es que todos coinciden siempre 100% con la opinión de los otros, pero se va construyendo"
, enfatizó.

La carta fue enviada al Papa el 5 de octubre y llegó a los medios italianos la semana pasada. Antes Los cardenales temen que en el Sínodo todo está ya decidido y que las discusiones están arregladas. "La ausencia de propuestas y de las correspondientes discusiones y votaciones parece desalentar un debate abierto y limitar las discusiones a los 'circoli minori'; por consiguiente, nos parece urgente que se restablezca la redacción de propuestas que deberán ser votadas por todo el sínodo", observaron los religiosos.

Los purpurados temen que la asamblea, en la que participan unos 400 obispos y cardenales de todo el mundo, se concentre en la cuestión de autorizar la comunión para los divorciados que se vuelven a casar por lo civil. Además, lamentan que Francisco haya "nombrado" sin consultar a un grupo de prelados cercanos a él para redactar el documento final.

Sin embargo, desde Roma, Karcher consideró que esos cuestionamientos no calan profundo y destacó la armonía en el Sínodo. "Hay mucho respeto, se plantean y propones las propuestas sobre la mesa", relató. "Hay mucha fraternidad, no hay que alarmarse, quizá a la distancia la noticia agranda, pero en este momento se está en un aula sexto en un clima precioso, con un espíritu de fraternidad", agregó.

Dejá tu comentario