En su primera audiencia general, el Papa pidió "ir hacia la periferia"

Papa Francisco

El papa Francisco celebró la primera audiencia pública de su pontificado, en la que instó a vivir la Semana Santa con un llamado a "salir de nosotros mismos, ir al encuentro de los otros, ir a la periferia".

"Vivir la Semana Santa siguiendo a Jesús quiere decir aprender a salir de nosotros mismos, ir al encuentro de los otros, ir a la periferia, ser los primeros en movernos hacia nuestros hermanos, sobre todo hacia los que están más lejos, aquellos que están olvidados, aquellos que necesitan comprensión, consuelo y ayuda", afirmó el papa.

Al hablar ante unas 20 mil personas reunidas en la plaza San Pedro en el marco del miércoles santo, el papa argentino comenzó el encuentro con palabras dedicadas a su predecesor. "Recojo el testigo de las manos de mi antecesor, Benedicto XVI", al iniciar su disertación.

Al terminar la audiencia, hizo un llamamiento para que "cesen inmediatamente las violencias y los saqueos" en la república Centroafricana y que "se encuentre cuanto antes una solución política a la crisis" que atraviesa ese país.

El Papa dedicó la catequesis -pronunciada íntegramente en italiano- de su primer encuentro público a la Semana Santa, los días cumbres para la liturgia cristiana, y se preguntó "qué significa seguir a Jesús en su camino hacia el Calvario, hacia la Cruz y la Resurrección".

En ese marco, cuestionó que muchos cristianos digan "no tengo tiempo", "tengo tanto que hacer", "es difícil", "que puedo hacer con mis pocas fuerzas" y pidió a los fieles que tengan la "valentía" de salir a llevar a Cristo.

"Lo que dice Jesús rompe sus planes, aparece inaceptable, pone en dificultad las seguridades que se había construido, su idea del Mesías", añadió y dijo que Dios piensa con "misericordia, como el padre que espera el regreso del hijo y va a su encuentro, lo ve venir cuando está lejos".

"Dios socorre sin pedir nada a cambio, Dios piensa como el pastor que dona su vida por defender y salvar a las ovejas", concluyó el papa, quien también esta mañana recorrió la plaza en el papamóvil saludando a los numeros fieles presentes; entre ellos muchos jóvenes argentinos.           

Dejá tu comentario