"Estaba tan emocionado que me olvidé todo lo que quería decir"

Papa Francisco

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, estuvo con el papa Francisco en la basílica San Pedro del Vaticano, junto a su esposa, Juliana Awada, y reveló que el pontífice lo mandó a llamar para saludarlo especialmente luego de su asunción.

"No estuve en la comitiva oficial y que se haya acordado de mí fue muy fuerte", afirmó Macri, en declaraciones radiales, y agregó que su mujer también "estaba muy conmovida".

También el mandatario porteño contó que el exarzobispo de Buenos Aires le reprochó que no haya ido a saludarlo junto con su hija Antonia: "Le dije que la próxima vez la voy a llevar y que es un buen momento para aprovechar para la unión de todos los argentinos".

"Estaba tan emocionado que me olvidé todo lo que quería decir; me quedé sin palabras; me quedó pendiente preguntarle cuándo piensa viajar a Buenos Aires", relató el líder del PRO, sobre su presencia en Roma.

Anticipó asimismo que la Ciudad está preparando un "tour del Papa" para turistas con recorridos por la casa donde vivía Bergoglio y las iglesias en las que dio misa y realizó actividades pastorales, a la vez que descartó rumores sobre la construcción de un museo en la que fue su oficina en el Arzobispado de Buenos Aires.

Macri también aprovechó la ocasión para tuitear a sus casi 500 mil seguidores una foto en la que aparece junto con su esposa saludando al Papa y antes había publicado un post en Facebook en el que cuenta sus sensaciones en Roma.

"Es muy movilizante ver gente de todo el mundo reunirse en torno a la esperanza que provoca una persona", escribió, y declaró que tiene "mucha fe" en Francisco.

"Cada vez que nos despedimos siempre me pidió que rece por él, creo que lo hacía con cada persona que veía. Pero hoy más que nunca creo que él reza por nosotros", expresó.

En relación con Bergoglio dijo que "su humildad, su alegría y su compromiso social están dando un ejemplo para todos los líderes del mundo".

Dejá tu comentario