Papelón de Bullrich: calificó a Holanda de "narcoestado" y tuvo que pedir disculpas
Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, se disculpó con el Gobierno de Holanda por haber calificado a ese país como un "narcoestado" y adelantó que se comunicará con la Embajada para aclarar sus dichos. La funcionaria explicó que quería referirse al "fracaso" de la despenalización de las drogas en el mundo y que se trata de "un tema interno de la Argentina".

Entre otras cosas, Bullrich había resaltado que, tras la legalización de algunas sustancias, en Ámsterdam "aumentaron los problemas de salud, de choques, de violencia y de muertes". En declaraciones televisivas, la jefa de la cartera de Seguridad remarcó que Holanda "es un narcoestado" y que hasta "sus mismos funcionarios lo dicen".

"Están en una crisis. Son los principales exportadores de droga de síntesis en Europa. Y todo por la despenalización, que lo que hace es bajar la idea del riesgo. Y cuando se baja ese umbral, aumenta inmediatamente la cantidad de consumidores", opinó Bullrich sobre la política de estupefacientes del gobierno neerlandés.

La funcionaria se manifestó de esta manera al detallar las razones por las cuales está en contra de la flexibilización de las leyes contra determinadas sustancias ilegales en la Argentina. "No quise ofender al Gobierno de Holanda. Tampoco a la Reina Máxima, lo que dije fue para referirme a un tema interno de la Argentina", explicó Bullrich este lunes. La ministra adelantó, además, que tenía previsto comunicarse con la Embajada de los Países Bajos para transmitirle su pedido de disculpas al embajador Martín de la Beij.

En declaraciones al canal América, Bullrich había criticado la políticas de despenalización del consumo de drogas llevada a cabo por Holanda, único país en Europa que tomó esa medida. "Eso fue lo que pasó en Holanda. Ahora volvieron para atrás, cerraron el 80% de los lugares donde se consumía droga", había manifestado Bullrich.

"El problema más grave que tiene la droga en nuestro país es la droga asociada al negocio narcocriminal, a la muerte", añadió la ministra. En tal sentido aseguró que el gobierno nacional trabaja en la eliminación de las "cocinas de drogas" y en las fronteras tratando de impedir el ingreso. Sin embargo, aclaró que en la ciudad de Rosario se registró un recrudecimiento. "Estamos tratando de entender quiénes son, pero en todo el país han bajados los casos, y también los robos".