Economía

Para BBVA, habrán menos tensiones financieras y un mejor segundo semestre

El banco difundió un informe en que el prevé un mejor clima económico en el país. Aunque estima una inflación de 40% este año y un dólar a $48. Prevé buenas perspectivas para 2020.

El departamento de Research (investigación) del banco español BBVA difundió un informe sobre la situación económica de la Argentina, según el cual "menores tensiones financieras auguran un mejor segundo semestre".

También prevé una inflación anual de 40% y un tipo de cambio de $48 por dólar a fin de año, lo cual implica una suba de 25% en todo 2019, "tras registrar más volatilidad hasta noviembre, al ritmo del proceso electoral".

El análisis destaca el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que abrió la posibilidad de mayor intervención en el mercado cambiario, lo cual "redujo de manera considerable la volatilidad en el tipo de cambio, ayudando a contener las expectativas de inflación".

La medida, además, "reforzó el perfil contractivo de la política monetaria, ya que no se volverán a inyectar los pesos obtenidos de las ventas de dólares sino que se corregirá a la baja el objetivo de base monetaria".

El BBVA prevé que para contener las expectativas de depreciación y su traspaso a precios, el Banco Central "mantendrá las tasas de interés reales elevadas, para dar estímulo a la demanda de pesos", y utilizará su alto "poder de fuego" de herramientas cambiarias (futuros y spot).

Además de la suspensión en los aumentos de tarifas, "en la segunda parte de 2019 -proyectaron los economistas del banco- la contracción monetaria será más efectiva y, junto a la calma cambiaria, llevará a la inflación a un sendero de 2,3% mensual".

En 2020, adelantó el BBVA, la inflación continuará descendiendo a un ritmo moderado para sumar 30%.

En materia productiva, añadió, "el fuerte arrastre estadístico negativo de 2018 (-2,3 puntos) llevarán a la actividad a contraerse un 1,2% en 2019, pese a que el sendero trimestral del PBI será de recuperación desde el segundo trimestre".

"Para 2020 la economía ya habrá procesado las tensiones por la incertidumbre electoral y crecerá 2,5%, de la mano de la recuperación de la demanda interna privada", pronosticó la entidad financiera.

Advirtió luego que "desde la profundización de la crisis en el segundo trimestre de 2018 se perdieron más de 220.000 puestos de trabajo registrados del sector privado, básicamente de la industria, el comercio y la construcción", mientras el empleo público "creció levemente".

"Esta destrucción de empleo se da en simultáneo con derrumbe del salario real, lo cual actúa como efecto contención", por lo cual la recuperación de la actividad motivará una mayor búsqueda laboral y elevará la tasa de actividad pero también la de desempleo, pues "la reabsorción de desocupados se irá dando lentamente".

Para el BBVA, la tasa de desocupación durante este año "llegará a 10,3%, con un pico de 11% en los próximos meses, pero con notable disminución hacia fin de año".

El informe constata por último que "la gran pérdida de salario real registrada en 2018 (-11.6% interanual) dejó un fuerte arrastre negativo para 2019, que no permitirá su total recomposición", aunque "la estabilidad cambiaria, la inflación en descenso y las paritarias ancladas al IPC amortiguarán la caída".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario