Política

Para candidatos: qué le preocupa a los jóvenes, que exigen del próximo Presidente y cómo se lo imaginan

Representan el 22% del padrón, unos seis millones de votos. Al ser consultados sobre sus preferencias políticas, responden que la "política es todo" y que el próximo mandatario debe tener una personalidad decidida, idealista, carismática, solidaria y lúcida. Los perturba "la grieta" y exigen el respeto por los derechos individuales. Si les pregunta a qué animal debería parecerse su candidato, responden: ballena, elefante, búho y águila.

En época de campaña, un estudio de opinión de Ipsos sobre la Generación Z, que representa al 22% del padrón -unos seis millones de votantes- resulta de lectura imprescindible para los candidatos. ¿Cuáles son las principales preocupaciones de los jóvenes? ¿Qué atributos debería tener el próximo Presidente? ¿Cómo se imaginan al futuro gobernante de la Argentina?

Ipsos organizó en marzo pasado seis encuentros mixtos con jóvenes de entre 16 y 22 años del AMBA, con tres perfiles ideológicos bien delimitados, pero sin militancia activa: kirchneristas, macristas y los “Ni Ni”. Los focus se complementaron con 1.000 encuestas en febrero y otras 500 en marzo, cuando todavía no se conocía la fórmula Fernández-Fernández y Mauricio Macri recién comenzaba a instalar fuertemente su reelección.

¿Qué les preocupa?

Los centennials argentinos consideran que la “política es todo”, está en todas partes y tiene consecuencias en ellos y su entorno. Creen que la política define el plan amoroso, la conducta sexual, el cuidado del planeta y la manera en que se comportan sus amigos. Entienden a la política como acto de solidaridad, donde la solución es “para todos o para ninguno”. A diferencia de los millenials, que buscan salidas a partir del desarrollo personal, los Z extienden su mano para alcanzar una solución general.

Las causas que las más los convocan son la igualdad de género, el respeto por la diversidad, la equidad social y la protección del medio ambiente. Son problemáticas que tienen alcance global y los motivan a manifestarse en las calles. El sondeo remarcó a la lucha feminista como un modelo a seguir, porque es una lucha transversal, colectiva, espontánea (se difunde por las redes) y permanente. “El feminismo los atraviesa de punta a punta y lo ven como la igualdad entre hombres y mujeres, que debería ser natural. Para ellos es orgánico”, explicó Ludmila Botta, asistente del proyecto, en la presentación del trabajo ante la prensa.

A 65 días de las PASO, el estudio de Ipsos reveló que los jóvenes poseen un panorama desalentador del país. “Es muy difícil planificar y hay una situación de incertidumbre muy grande y miedo por lo que va a pasar”, comentaron en las charlas distentidas. Los acecha la falta de empleo, el cierre de fábricas y comercios, la inflación, la suba del dólar y los servicios, la caía del consumo, y por sobre todo, el crecimiento de la pobreza y la indigencia. “Uno de cada dos cree que el próximo presidente debe ocuparse si o sí de la pobreza”, alertó Paula Freitor, jefa de la investigación.

Sus dos mayores fantasmas son no conseguir trabajo y perder calidad de vida. “La preocupación por el empleo no sólo es personal, también afecta a sus hogares o sus padres”, recalcó el análisis. En cuanto a perder poder adquisitivo, sienten “que queda poco o nada por ajustar” en sus gastos diarios, en la economía de bolsillo. “No sé qué pasó pero abrís la heladera y antes había cosas, ahora falta esto, falta lo otro”, destacó uno de los centennials entrevistados por Ipsos.

Para Brenda Lynch Wade, directora de Opinión Pública, el miedo es reflejo de lo que pasa en las casas. “Los padres lo trasmiten cuando dicen que el sueldo no alcanza hasta fin de mes, que hay que recortar algo o que esto ya lo pasaron. Son crisis que no vivieron, pero los angustia esa inseguridad que ven en sus padres”, recalcó.

Jovenes Despenazalición aborto II.jpg

La agenda de los jóvenes está marcada por temas de coyuntura. Además del feminismo y el aborto legal, seguro y gratuito, ven con preocupación la falta de trabajo, la necesidad de una redistribución justa del ingreso, el desarrollo de la industria nacional y una educación gratuita y de calidad.

En segundo plano resaltan las políticas de diversidad, de inclusión, de protección del medio ambiente, la seguridad, el respeto por las libertades individuales y el desarrollo científico.

¿Qué exigen?

Para la mayoría de los Z, el próximo mandatario de la Argentina debe tener capacidad para resolver el problema de la inflación y preocuparse por la situación de los pobres. Aunque están seguros de que la situación actual no se resolverá en el corto plazo, aseguran que los candidatos deben ser capaces de enfrentar y resolver la crisis económica.

Otros de los atributos que desean de un Presidente es que sea honestos, que combata la inseguridad, que tenga capacidad de gestión, confiabilidad y que posea buenas propuestas de gobierno. A contramano de la desesperada búsqueda de alianzas y unidad partidaria que hoy se observa, los jóvenes ubicaron en el último orden de prioridades la necesidad de tener el respaldo de un partido o coalición política fuerte o que tenga capacidad de generar consensos.

La socióloga Freitor sostuvo que estos atributos surgieron por la desconfianza en los dirigentes. “Ellos dicen que la política es muy importante para dejársela a los políticos”, aseveró. En 1984 solo 7% de los jóvenes rechazaban y hoy son el 46%, mientras que solo 14% es afiliado o tiene simpatía por los partidos. “Nacen descreídos de la política. No ven reflejadas las causas que los convocan en las acciones de los políticos”, añadió.

Lejos del pensamiento binario, los perturba que el clima electoral esté atrapado en “la grieta”. A los votantes más jóvenes les cuesta asimilar la polarización o los enfrentamientos directos que llegan al límite de lo personal. Durante el estudio expresaron que desean vivir en una Argentina diferente, con posiciones más conciliadores y con un rumbo definido por el bien común. “Hay mucho de fanatismo, es Boca-River y a los otros Newell’s nadie los conoce”, se quejan.

El panorama “desalentador” se completa con un alto pesimismo sobre la oferta electoral. Los Z piensan que la opción que les queda en los próximos comicios es elegir al menos malo, al que menos rechazo les causa. “Para los jóvenes será una elección que definen por la negativa antes que la positiva”, afirma el estudio.

Si bien Ipsos midió la imagen de los principales dirigentes políticos, los encuestadores optaron por no mostrar los números. Cristina de Kirchner y María Eugenia Vidal se imponen como las más preferidas, aunque todos los políticos cosecharon más imagen negativa que positiva.

¿Cómo se imaginan al próximo Presidente?

El perfil del mandatario ideal para los Z es una mujer de entre 35 y 45 años, que tenga experiencia pero no manías de la vieja política, y que pueda escuchar sus reclamos. La imaginan como un exponente de la diversidad, sencilla, humilde y contrapuesta a la soberbia avasallante del porteño. Minimizan su entorno más íntimo a tal punto que para ellos es más importante el respeto de las decisiones ajenas y no cómo está integrada su familia, su condición sexual o qué hacen sus hijos.

“Lo que importa es la capacidad para ejercer su función”, subrayó la investigadora Freitor. “Todos los grupos (kirchneristas, macristas y Ni Ni) determinaron que un espacio político debe estar liderado por una mujer joven, cercana, que les pueda hablar en su código, que tenga sensibilidad social, que se hizo de abajo y sea muy empática con todos. Tiene que venir por fuera del mundo del privilegio, debe venir de clase media o humilde”, resumió.

  • El 64% opinó que bastante o muy importante que los candidatos asuman posiciones claras respecto de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.
  • El 84% cree que se debe asegurar en las escuelas públicas y privadas el cumplimiento de la Educación sexual integral.
  • Para los “Z” es tres veces más importante que el próximo Presidente se ocupe del medio ambiente, más que a cualquier otro segmento de edad.

Los jóvenes también opinaron que la próxima presidenta debe tener una personalidad decidida, idealista, carismática, solidaria y lúcida. Que no se deje amedrentar y que su color favorito sea el verde, en clara referencia a lucha feminista. Si proyectan esa persona en una animal, la mayoría la emparenta con ballena, elefante, búho y águila.

animales 1.jpg

Los dos primeros porque son los mamíferos más grandes en el agua y la tierra, pacíficos, que avanzan lento pero nada los detiene. Y aunque no son depredadores, ningún otro animal se animaría a meterse con ellos. A las aves se las asocia con la posibilidad de elevarse y ser libres, en tanto que al búho lo caracteriza la sabiduría, el conocimiento y al águila una vista privilegia desde las alturas.

El profundo trabajo de Ipsos concluye con un recetario para los candidatos y una descripción de las cualidades y temas que debe tener y asumir el próximo Presidente. Intachable, firmeza, claridad, convicción, renovación, coherencia, feminismo, mejor distribución del ingreso y seguridad social.

Cuando se les preguntó a quién debería parecer, la respuesta sorprendió a propios y ajenos. Los chicos respondieron: Bernie Sanders (candidato demócrata a presidente de EEUU); Alexandria Ocasio Cortez (activista y política demócrata de Nueva York); Emma Watson (actriz), y Ofelia Fernández, una feminista de 19 años formada en el Carlos Pellegrini, que revolucionó las redes con sus crudos mensajes anticapitalistas y que apuesta a ser “la voz de los pibes en la política grande”. Las investigadoras aclararon que al momento de este realizar este sondeo “Ofe” todavía no había lanzado su candidatura a legisladora porteña en busca de convertirse en la diputada más joven de la historia argentina.

Berni Sanders Ocasio Cortez Ema Watson y Ofe Fernández.jpg
<p>Bernie Sanders, Alexandria Ocasi Cortez, Emma Watson y Ofelia Fernández.</p>

Bernie Sanders, Alexandria Ocasi Cortez, Emma Watson y Ofelia Fernández.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario