Política

Para el Gobierno, el paro "es político" y una "pelea de dirigentes"

En las primeras horas del paro nacional que lleva a cabo la CGT, el Gobierno salió a cuestionar la medida de fuerza al sostener que se trata de un hecho "político" y que responde más a "una pelea de dirigentes y no de la gente".

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó en declaraciones televisivas que lo de la CGT "es un paro simplemente político. No hay una consigna detrás".

"El paro se da en un contexto de baja conflictividad que hemos tenido en estos dos años y medio, en los que pudimos tener un excelente diálogo", aseguró el funcionario. Y agregó: "Se han resuelto las paritarias, se han modificado normativas y se han logrado acuerdos de productividad".

Por su parte, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, habló en Radio Mitre y adjudicó la medida de fuerza a quienes "quieren volver al pasado" y aseguró que se trata de "una pelea de dirigentes y no de la gente".

Además, consideró que la huelga se siente con fuerza en la Ciudad por la falta de transporte, pero que "en el resto del país, la actividad es normal en algunos sectores".

"El paro claramente diferencia a aquellos que quieren una Argentina que avance, que se desarrolle, de los que quieren volver al pasado. Hoy son más los argentinos que tienen claro que el camino de salir adelante es a través del trabajo, de realizarse", resaltó el ministro.

En este sentido también se expresó el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, quien afirmó que es "claramente un paro político, sin consignas claras". Recalcó además que el Gobierno continuará "en permanente diálogo" con los sindicatos.

"El paro se siente por la falta de transporte público en las grandes ciudades. En lugares donde el transporte público no es requerido para ir a trabajar, la actividad es normal en varios sectores", apuntó el funcionario en declaraciones televisivas.

Frigerio remarcó que "el paro tiene que ser la última instancia cuando se acaba el dialogo" y que "éste no es el caso".

"Nosotros estamos en permanente diálogo con los representantes de los trabajadores. De hecho, me reúno mañana en la Uocra para analizar y discutir temas que tienen que ver con la construcción, así que no se entiende muy bien por qué llegamos a esta instancia", indicó.

En ese sentido señaló que hay un "récord de trabajadores formales en la historia de Argentina" con 6,3 millones de trabajadores privados registrados y que también hay "récord de trabajadores en la construcción" con 430.000 empleados en ese sector.

El ministro afirmó que "las paritarias tienen, prácticamente en su totalidad, cláusulas de revisión en las cuales si la inflación supera lo que se había acordado, esos acuerdos se revisan para que precisamente el trabajador no pierda poder de compra en el salario".

"La situación no es fácil, nosotros nunca dijimos que sería un camino sencillo sacar a la Argentina después de tantos años de errores en políticas públicas", puntualizó.

"Pero insistimos y estamos convencidos de que es el único camino posible. Y vamos a ser persistentes por primera vez en la historia de la Argentina en un camino que nos va a sacar adelante", agregó Frigerio.

El intendente de Vicente López y primo del Presidente, Jorge Macri, también se sumó las voces oficiales que criticaron la jornada de protestas: "No hay dudas que los gremios han desarrollado una gran capacidad para generar paros"

"Pero tampoco hay dudas de que no tienen capacidad ni vocación de generar trabajo, que es lo que deberían hacer". Lo que festejan como éxito, no es una virtud. Sino la clara muestra de que la prioridad de los gremios no es proteger a los trabajadores", cerró.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario