Autos

Para el off road extremo

La pickup llega desde Tailandia con adaptaciones pensadas para el uso intensivo todoterreno.

Enviado especial a Códoba-Ford eligió Alta Gracia, Córdoba, para el lanzamiento formal de la Ranger Raptor, una pickup extrema pensada para el uso intensivo off road. El lugar preciso para la presentación fue la fortaleza de Oreste Berta, el desarrollador más importante de vehículos de competición del país, que tiene en esta provincia sus cuarteles generales, con pista de pruebas incluida.

El vínculo que buscó la marca del óvalo es claro: la Ranger Raptor es el primer modelo desarrollado por Ford Performance, la división de alto desempeño de la marca.

Viene al país importada desde Tailandia. Es decir, no es nacional como la gama estándar. Y se inscribe una estrategia global de Ford de apuntar de lleno a las pickups. El primer paso en estas pampas se dio en junio con la aparición del rediseño de Ranger y continuará en los próximos meses con el desembarco de las F150, emblema del óvalo en el mundo.

RANGER.jpg

El motor de Ranger Raptor es diésel biturbo de 2.0L y 4 cilindros en línea, desarrollado en Reino Unido y testeado por el equipo de ingeniería en pruebas ciclo-térmicas extremas. Eroga 213 CV a 3750 rpm con un torque de 500 Nm a 2000 rpm. La transmisión es automática de 10 velocidades y se puede accionar con levas al volante para un manejo secuencial.

De nicho

La Ranger Raptor es una rareza en el mercado local. En un segmento nacido para el uso laboral y que en los últimos años viró a ofrecer productos cada vez más confortables aptos para la vida familiar, este modelo da vuelta la lógica. Aunque mantiene la caja de carga, apunta a fanáticos del off road, a quienes quieren sentir que están a bordo de una camioneta hecha para el rally. Eventualmente se usará para trabajar, y no a la inversa. En las pruebas en la pista de obstáculos de Berta, con pilotos profesionales se llevó a la pickup a dar saltos con caídas que serían difíciles de soportar para cualquier otro modelo. Esta capacidad tiene explicaciones. Algunas de ellas, un chasis reforzado, suspensiones de mayor recorrido y orientados a la competición, una trocha más ancha que la Ranger tradicional, entre otros ejes estructurales.

RANGER RAPTOR.jpg

También cuenta con llantas de 17 pulgadas con neumáticos específicos, estribos off road, cubre cárter de acero. En términos estéticos, la impronta es agresiva, en especial en el frontal. Además, aparecen faros de xenón (con encendido automático) y tecnología LED para antinieblas e iluminación diurna.

En cuanto a los sistemas todoterreno, incluye conexión electrónica 4x4 en marcha (hasta 120 km/h) y caja reductora 4L para esfuerzos intensos. Suma un gestor de terrenos, con opciones preseteadas que recalibran la electrónica: baja, sport, weather, mud/sand, rock crawl, normal. Entre el equipamiento más racional: frenos a discos en las cuatro ruedas, asistente de mantenimiento carril, monitoreo de presión neumático, controles de estabilidad, de tracción, antivuelco, de carga adaptativo, asistente de arranque en pendiente. Asimismo, llega con seis airbags, anclajes Isofix para sillas infantiles y estructura ultrarígida. En términos de confort, se observa un interior deportivo, desde las butacas con cuero y alcántara. El volante y la plancha con revestimientos y costuras azules apuntan en esa misma dirección. Tiene asientos calefaccionados con regulación eléctrica, sensor lluvia, climatizador bi zona, encendido automático de luces, arranque sin llave, entre otros. El sistema multimedia es el Syn3, el mismo que equipa buena parte de la gama de Ford, con navegador propio, cámara estacionamiento y enlaces con teléfonos Android y Apple.

Se ofrece en colores azul, blanco y negro, con garantía de 5 años o 100 mil kilómetros a un precio de u$s52.990.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario