Edición Impresa

Para inversores: lo mejor del año fueron las acciones (+200%); y tasa superó a dólar

• AGROMETAL Y PETROBRAS ENTRE LAS LÍDERES.
• CONOSUR ENTRE LAS GENERALES.
También hay que destacar el avance de la tasa de interés en pesos por sobre la performance del dólar. Las Lebac, las vedettes. En bonos, los dollar linked.

Para los inversores el 2016 no será un año más. Debieron surfear una ola cargada de eventos inesperados en el mundo, mientras que en el ámbito doméstico las marchas y contramarchas, en términos de dólar, tasas, inflación, tarifas y atraso cambiario hicieron recalcular periódicamente las estrategias de inversión, todo en una economía que se cansó de esperar los brotes verdes. Así y todo, no sin grandes dosis de selectividad, y mucho "timing", el mercado ofreció en casos puntuales retornos para nada despreciables por encima del 200%, o incluso tasas reales positivas en pesos, como hace tiempo no se veían.

El contexto internacional estuvo marcado por la sorpresiva victoria electoral de Donald Trump en EE.UU., el Brexit en Reino Unido, y la salida Dilma Rousseff del Palacio del Planalto, que propiciaron en diferentes momentos del año una importante volatilidad en los mercados emergentes, en medio de una alicaída economía mundial.

En lo que refiere a la coyuntura local, el año comenzó con los coletazos de una fuerte devaluación del peso - ocurrida a mediados de diciembre de 2015-, que entre otras consecuencias, provocó una escalada inflacionaria - subestimada por el nuevo Gobierno -, que marcó en algún momento del año el 47% anual, ayudada además por una desmesurada suba en los servicios públicos, más tarde corregida a partir de un fallo judicial. En el medio, Argentina salía del default tras arreglar con los buitres, y regresaba a los mercados internacionales después de mucho tiempo. Con esa energía, el oficialismo generó una fuerte expectativa de reactivación para el segundo semestre, que finalmente chocó de frente con la realidad de una recesión indisimulable.

Para hacer frente a la importante suba de precios, el Banco Central decidió elevar las tasas de referencia de la economía hasta un techo del 38%, lo que dio origen a una gran oportunidad de inversión: las Lebac, el instrumento que poco a poco comenzó a acaparar la atención de los ahorristas, no solo de los grandes, sino también de los minoristas, que históricamente colocaban sus ahorros a plazo fijo o directamente se volcaban al dólar.

Claramente una de las inversiones del año fue la Lebac, "haciendo el roll over a 35 días, que comenzó con una tasa del 35%. Después bajó, volvió a subir al 38%, se mantuvo un par de meses, hasta que fue bajando paulatinamente para cerrar en el 24,75%, con lo cual sigue teniendo una tasa real positiva, porque la expectativa de inflación está en el 20% para los próximos 12 meses", describió Alejandro Bianchi, gerente de inversiones en InvertirOnline.com, quien resaltó que en 2016 las inversiones en pesos le ganaron la pulseada a las nominadas en dólares.

Muchos inversores atentos a la volatilidad del mercado, y al devenir de los acontecimientos fueron más selectivos y combinaron momentos de dolarización (en marzo la divisa llegó a los $ 16) y de "lebaquización". Para Germán Fermo, director de Macro Finance y jefe de estrategia de Argenfunds, el que "comenzó el año dolarizado, mantuvo suposición hasta fines de febrero y luego ´swapeó´ directamente a Lebac tuvo un retorno más que razonable dado que agarró el rally del dólar contra el peso y además aprovechó tasas que se ubicaban por encima del 30%. El retorno de esta estrategia se ubica fácilmente por encima del 46% en pesos".

En el acumulado del año, las Lebac a 35 tuvieron una rentabilidad del 35% y, si bien no alcanzó para 'hedgear' el 40% de inflación, se ubicó varios puntos porcentuales por encima de la tasa BADLAR -para depósitos de más de $ 1 millón - (28,7%), y del retorno de los plazos fijos a 30 días (25,3%). El dólar minorista, en tanto, registró una suba del 20,6% durante 2016, mientras que el blue, por su parte, anotó un avance del 17,8% (brecha llegó a rozar el 6,2% en diciembre).

Acciones y bonos

En lo que respecta al segmento de renta variable, 13 acciones de la bolsa local reportaron en 2016 ganancias por encima del 100% (6 del panel líder y 7 del general), en una plaza, vale decir, muy selectiva, sobre todo en la última parte del año.

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global, remarcó que durante el año, hubo dos sensaciones en el mercado: "La primera mitad, con un fuerte rally de las acciones y los bonos donde le ganaron claramente a la inflación, mientras que a partir del tercer trimestre eso comenzó a revertirse, volviéndose la Bolsa más selectiva y los títulos públicos perdiendo terreno por la salida de capitales de emergentes tras el triunfo de Trump".

En el índice Merval, que cerró el año con un alza cercana al 45% (medida en dólares supera el 20%), se destacaron los sectores agroindustrial (el campo fue el primer - y único - motor que arrancó en 2016), el petrolero (el crudo WTI trepó en el año un 45%), y el de insumos para la construcción (impulsado sólo por la expectativa de crecimiento), con el segmento eléctrico muy cerca de los primeros lugares (propulsado por la suba de tarifas). En ese marco, la más ganadora del panel líder fue el fabricante de sembradoras, Agrometal, que alcanzó el 264,9%. Fue seguida por Petrobras Brasil (+175,3%); la cementera Holcim (+175,3%); la citrícola San Miguel (+143,3%); y las eléctricas Central Costanera (+123%) y Central Puerto (+102,2%).

Por su parte, en el panel general, que casi duplicó su volumen con relación a 2015, aparecen otras importantes subas: Petrolera del Conosur voló un 260%; Grupo Concesionario del Oeste, un 210,3%; Petrolera Pampa, un 202,3%; Autopistas del Sol, un 187,5%; Grimoldi, un 174,7%; Fiplasto, un 131,6%; y Capex, un 121,4%.

"Tanto AUSO como OEST fueron impulsadas por el aumento en promedio del 30,7% que se aplicó en los peajes en enero pasado. De todos modos, reclaman que las tarifas siguen estando atrasadas y según sus cálculos a junio 2016 el incremento debería haber llegado al 66%"
, resaltó Giselle Colasurdo, research en Bull Market Brokers.

A su vez, las peores inversiones del mercado accionario fueron: Carboclor (-33,1%); Comercial del Plata (-17%); Aluar (-15,1%); TGLT (-14,3%); y Colorín (-9,3%). Una breve mención para los bancos, que tuvieron una floja performance: el Francés subió apenas un 4,6%; el Hipotecario, un 9,4%; y el Galicia, un 16,4%.

En renta fija, lo mejor del año pasó por los títulos "dollar linked" provinciales, con retornos que alcanzaron el 50%, según el Instituto Argentino del Mercado De Capitales (IAMC), al 27 de diciembre. En el podio aparecen Chubut 2021 (PUM21), que ganó un 50,1%; y Mendoza 2018 (PMO18), con un avance del 47,6%. Además Buenos Aires 2035 en euros (BPLE) progresó un 46,9%.

En moneda local, picaron en punta los títulos que ajustan con CER, que fueron la "vedette" en el primer semestre. Este subsegmento lo lideró el Discount, el bono en pesos más operado, con un ascenso del 34,4%. No tuvieron un buen año, los Cupones atados al PBI, que en su versión en pesos cedieron un 13,4% y en sus nominaciones en dólares avanzaron un tibio 1,4% (TPVY) o ganaron sólo 3,6% (TPVA).

Producto del "regreso" del país al mundo tras el acuerdo de los holdouts, el volumen operado en el mercado local alcanzó el mayor nivel de los últimos 15 años, tanto en pesos como en dólares, de acuerdo al IAMC. En pesos, sumó 1,3 billones y en dólares 101.264 millones. Esto implicó un aumento en pesos del 75% anual. Casi todo el incremento fue explicado por títulos públicos: el volumen de los bonos casi se duplicó respecto de 2015 y marcó un récord histórico en septiembre de $ 100.533 millones. Aunque lo negociado en acciones aumentó 44% respecto de 2015, su participación en el total se redujo algo más de un punto porcentual.


.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario