Economía

Para las pymes, la prioridad es un dólar estable

Lo dijo Martín Rappallini, presidente de UIPBA, durante la inauguración de Somos Industria 2019.

En un año tan duro para el sector, la mejor noticia ayer llegó por el lado de la inauguración de Somos Industria 2019, un evento nacido de la conjunción del Primer Congreso Industrial Pyme y la 5ª Exposición de Parques Industriales de Buenos Aires.

Organizado por la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), junto a la Red Parques Industriales Argentinos, con el acompañamiento de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA) y la Unión Industrial Argentina (UIA), el centro de convenciones de Costa Salguero contó durante la primera jornada con cuatro escenarios en simultáneo en donde se abordaron temas de interés para las pequeñas y medianas industrias en materia de comercio exterior, tecnología, administración, RR.HH., emprendedurismo y sustentabilidad.

“Es un congreso muy interesante y ya estamos pensando en el próximo, en junio de 2020, esperemos que con otra actualidad”, explicó Martín Rappallini, presidente de UIPBA, en diálogo con Ámbito Financiero.

Periodista: ¿Cuáles son las urgencias del sector?

Martín Rappallini: Veníamos reclamando medidas fiscales y para el mercado interno, mayor financiamiento, pero en esta instancia la prioridad debe ser la cuestión cambiaria, que se estabilice el dólar porque la inestabilidad financiera nos genera un daño terrible. Muchas empresas tienen parte de sus insumos en dólares y no saben a qué precio comprar y vender, no existe un valor dólar de referencia. Esta volatilidad del tipo de cambio genera un parate que luego se reflejará en una nueva caída de la actividad.

P.: ¿Cree que fue acertado instrumental un control de cambio?

M.R.: Es fundamental para estabilizar el dólar. En 60 pesos es un dólar competitivo, no está atrasado, por qué deberíamos ir a un dólar de 85 pesos que traerá más inflación si con este valor la economía puede funcionar. Ahora hay que tratar que se mantenga hasta fin de año y al mismo tiempo intentar controlar la inflación. Son momentos para actitudes de mucha responsabilidad y mesura.

P.: Si la economía se recupera, ¿las pymes están preparadas para una reacción rápida?

M.R.: No. Si venías de un año y medio difícil, después de esta paralización quedás endeudado. Quizás la empresa vuelva a vender, pero tendrá que resolver las deudas fiscales reprogramadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario