Edición Impresa

“Para nosotros la sustentabilidad es un negocio”

• RSE
En diálogo con Ámbito Biz, Claudio Giomi, gerente corporativo de sustentabilidad del Grupo Arcor, analizó la actualidad de las prácticas responsables en la Argentina. Destacó que el Gobierno y la gestión corporativa son claves para lograr la integración de la sostenibilidad al negocio.

Gobierno y gestión corporativa fue la herramienta que utilizó Arcor para integrar la sostenibilidad al negocio, según explicó Claudio Giomi, gerente corporativo de sustentabilidad del grupo a Ámbito Biz. El ejecutivo además realizó un análisis sobre la responsabilidad empresaria local, el nuevo tipo de consumidor y la importancia de la alimentación responsable.

Periodista: ¿Cómo incorporan la sustentabilidad a la estrategia de negocios?

Claudio Giomi: Desde su fundación, Arcor fue un miembro activo, relevante y responsable de la comunidad. El proceso de crecimiento de la compañía siempre estuvo muy ligado al crecimiento de los entornos donde estaba. Cuando estas prácticas llegan al mundo de los negocios, primero como RSE y después de sustentabilidad, la compañía ya registraba este tipo de demandas. Para nosotros hoy la sustentabilidad es un enfoque de negocios porque nos permite gestionar riesgos y maximizar oportunidades.

P.: ¿Cuáles son los ejes que guían esa estrategia?

C. G.: Nuestro desafío principal en materia de sustentabilidad está enfocado en la estrategia 2020 y lo hacemos mediante tres ejes: identidad, continuidad operacional y crecimiento de la demanda. Tratamos de incorporar la perspectiva sustentable en la gestión de todos los procesos, esto nos permite dar continuidad a nuestras operaciones pero también buscamos que sea un rasgo de nuestra identidad como compañía y finalmente desarrollamos nuestro porfolio entendiendo que la sustentabilidad es un aspecto que va a contribuir a nuestro posicionamiento de mercado.

P.: ¿Cuál es la demanda de un consumidor responsable?

C. G.: Nuestra principal responsabilidad con los consumidores es ofrecerles productos seguros, accesibles y de calidad. Sobre esa base y tratando de entender sus necesidades vemos cómo generamos distintos trabajos de acercamiento. Hoy el consumidor es más consciente y las demandas sobre las empresas van más allá de calidad de producto, también tienen presente otros aspectos que les permitan no solo su bienestar sino también con el bienestar colectivo.

P.: ¿Cómo trabajan la alimentación saludable y una posible ley de etiquetado?

C. G.: Otra de las tendencias que está apareciendo junto a la del consumidor responsable son las regulaciones. Chile es quizás una expresión fuerte en este sentido y hay un impacto en el porfolio porque plantea una forma de regulación de rotulado que va a tono con todos estos procesos sustentables. Nosotros estamos trabajando en ese sentido, de hecho nuestro negocio en Chile viene operando bajo este sistema y se ha hecho un fuerte trabajo en materia de adecuación e innovación.

P.: ¿Cuál es el rol una gerencia como la suya?

C. G.: El rol depende de la visión que tenga la compañía. Para nosotros la sustentabilidad es un enfoque de negocios y por lo tanto pensar la forma de abordarlo tiene un sentido de gobierno y gestión. Por eso hemos constituido una instancia de gobierno que es un comité corporativo de sustentabilidad presidido por el presidente de la compañía (Luis Pagani) e integrado por las principales gerentes. En cuanto a la gestión, somos una fuente de información e innovación de prácticas, asesoramos a distintas áreas y monitoreamos la implementación de la política. Siempre digo que somos una gerencia cuya tarea central no es hacer, sino propiciar que las cosas sucedan.

P.: ¿Cómo ve a la Argentina en relación a la sustentabilidad?

C. G.: Es muy difícil hacer una respuesta única porque lo que caracteriza al empresariado es su gran heterogeneidad. Hay compañías que están actuando con parámetros similares a las mejores prácticas globales, otros que son más reactivos ya sea a pedidos del mercado o las regulaciones y otros que todavía están tratando de comprender el tema. En Argentina hay una diversidad de opciones pero también es una realidad de la región.

P.: ¿Aún se piensa que este tipo de prácticas son para grandes empresas?

C. G.: Hay un gran desafío de comprensión todavía, tanto conceptual como de impacto en la gestión. Las compañías han asumido en mayor o menor medida, por las fuerza de los hechos o por la comprensión misma, de que son actores de la sociedad. Ahora la forma en que están respondiendo es diferente y variable.

P.: ¿Y cómo integra estas prácticas?

C. G.: En los últimos años la sustentabilidad fue creciendo, avanza con las condiciones de mercado, en modos de negocios, en regulaciones, en demandas sociales y lo que hacen las empresas es tener una actitud más proactiva o más reactiva. Uno entra a este mundo por las tres C, convicción, coerción y conveniencia, en todas las organizaciones conviven estas tres variables y ninguna en sí misma es mala. La diferencia radica en cómo estás plantando porque eso habilita a que otro te marque la cancha o a que vos puedas delinear tu propio juego.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora