Economía

Para Trump, el problema no es China sino la "orgullosa" Fed

"Deben reducir más las tasas y más rápido, y detener su ridículo ajuste cuantitativo ahora", escribió en Twitter. "La incompetencia es una cosa dura de observar", dijo.

Nueva York - El presidente Donald Trump apuntó ayer que el problema de Estados Unidos no es China, sino “una Reserva Federal que es demasiado orgullosa como admitir sus errores de actuar a la ligera y apretando demasiado”, y reiteró que el país está “más fuerte que nunca”.

“Tres bancos centrales más redujeron las tasas. Nuestro problema no es China: somos más fuertes que nunca”, escribió en Twitter el mandatario.

Trump destacó que “el dinero está llegando a los Estados Unidos, mientras que China está perdiendo compañías por miles que se van a otros países, y su moneda está bajo asedio”. Según Trump, el problema de Estados Unidos es “una Reserva Federal que es demasiado orgullosa como para admitir sus errores de actuar demasiado a la ligera y apretando demasiado”.

“Deben reducir más las tasas y más rápido, y detener su ridículo ajuste cuantitativo ahora”, continuó. “­La curva de rendimiento está en un margen demasiado amplio y no hay inflación! La incompetencia es una cosa dura de observar, especialmente cuando las cosas se pueden solucionar muy fácilmente”.

“GANAREMOS de todos modos, ­pero sería mucho más fácil si la Fed entendiera, lo que no entienden, que estamos compitiendo contra otros países, todos los cuales quieren hacerlo bien a nuestra costa!”, agregó.

Los mensajes del jefe de la Casa Blanca llegaron horas después que cuatro expresidentes de la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense, le exigieron que respete la independencia de la institución, a la que el republicano acusa de frenar la economía.

En una columna publicada en el diario The Wall Street Journal y firmada conjuntamente por Paul Volcker, Alan Greenspan, Ben Bernanke y Janet Yellen, los extitulares defendieron la institución y a su actual presidente, Jerome Powell, quien es blanco constante de ataques y presiones por parte de Trump, a quien la nota alude pero no menciona jamás por su nombre.

“Como expresidentes de directorio del Sistema de la Reserva Federal, nos une la convicción de que a la Fed y su presidente se le debe permitir actuar de forma independiente y en el mejor interés de la economía, libre de presiones políticas cortoplacistas y, en particular, sin la amenaza de destitución o degradación de líderes de la Fed por razones políticas”, se lee.

Trump ha acusado al ente monetario y a su presidente de evaluar erróneamente la situación económica a fines de 2018 y de haber aumentado en consecuencia las tasas de interés en momentos en que la economía empezaba a dar señales de adormecimiento.

La Fed finalmente bajó las tasas el miércoles pasado por primera vez en 11 años, pero para Trump la medida fue insuficiente y volvió a criticar a Powell.

En tanto, ayer, el jefe de la Fed de Chicago, Charles Evans, dijo que el organismo ha expandido la política monetaria sustancialmente desde el año pasado, pero podrían ser necesarios más recortes de tasas de interés para contrarrestar la lenta inflación y los frenos al crecimiento relacionados a la incertidumbre comercial.

“Podrían considerar, como yo lo hice, que la inflación por sí sola requeriría más expansión (monetaria) de la que ofrecimos en nuestra última reunión”, dijo Evans a periodistas en una entrevista anual en Chicago.

Agencias Ansa y Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario