Política

Paradoja electoral: la Ciudad se puede quedar sin Cambiemos

Según la jurisprudencia de la Cámara Nacional Electoral, una alianza que participó de una elección -como es el caso de "Cambiemos" de la CABA en 2015- no puede usar el mismo nombre en la siguiente elección si uno de sus participantes no integra el frente electoral y se opone al uso del nombre. Así, cualquier partido político que integró "Cambiemos" en 2015 -como es el caso del radicalismo - puede oponerse a que una alianza integrada por el PRO y la Coalición Cívica use el nombre "Cambiemos" en 2017 si es que la UCR no integra orgánicamente la nueva alianza electoral. Igual derecho tendría la Coalición Cívica o el PRO si no integraran la alianza en la CABA.

Aunque muchos no lo recuerden, "Cambiemos" se conformó para las elecciones de diputados nacionales en el 2015 en la Ciudad de Buenos Aires. En las PASO, compitieron Patricia Bullrich (PRO), Mariano Genovesi (UCR) y Hernán Reyes (CC) como precandidatos a diputados. En el acta constitutiva de "Cambiemos" que se encuentra registrada en la Justicia Electoral quedaron establecidas las reglas fundacionales de la alianza. Fue en el único distrito electoral de Argentina donde compitieron precandidatos a diputados nacionales de los tres socios principales de "Cambiemos". Es más, Martín Lousteau expresó su apoyo e hizo campaña por los precandidatos radicales en las PASO de "Cambiemos" como lo atestiguan los spots, las fotos, la publicidad y las recorridas y actos de campaña.

Dos de las reglas fundamentales que se acordaron en el acta constitutiva de "Cambiemos" de la CABA en 2015 eran que el nombre "Cambiemos" solo se podía utilizar con el consentimiento de todos los partidos (art. 2) y que podían participar como precandidatos tanto los afiliados a los partidos integrantes de "Cambiemos" como los extrapartidarios (art. 20), siempre y cuando tuvieran los avales que exige la ley y apoye la plataforma programática de la agrupación. Frente a la claridad de estas reglas, no existe impedimento legal alguno para que Martín Lousteau pueda competir en "Cambiemos" como lo postula el radicalismo porteño.

Sin embargo, Horacio Rodríguez Larreta no quiere que Lousteau sea precandidato por "Cambiemos" y la única forma de impedirlo es borrando con el codo lo escrito en el acta constitutiva de 2015. Para lograr este objetivo, Rodríguez Larreta necesariamente debe excluir al radicalismo de "Cambiemos" para cerrar las PASO y sepultar la democracia interna en la agrupación. La candidatura de Elisa Carrió es funcional a todos estos fines.

La UCR de la Ciudad de Buenos Aires aprobó por unanimidad integrar "Cambiemos" y postular a Martín Lousteau como precandidato, pero si el PRO y la Coalición Cívica persisten en proscribir tales posibilidades, los radicales porteños están dispuestos a defender la democracia interna dentro de la agrupación y, llegado el caso, disputar judicialmente el derecho al uso del nombre "Cambiemos" en la próxima elección.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario