Edición Impresa

PASO 2019: plata tirada

El domingo 11 de agosto se desarrollarán las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), las que, según los números oficiales, costarán unos $3.000 millones. Fueron pensadas, durante el kirchnerismo, para que los partidos políticos definieran sus candidaturas en internas abiertas. Sin embargo, nunca cumplieron ese rol. Hasta aquí, siempre, las principales fórmulas y puestos en las listas fueron elegidos en negociaciones previas, casi a espaldas de lo que los votantes podrían elegir.

El 2019 no sólo no fue la excepción, sino que además el público vivió azorado en las últimas semanas cómo lujuriosamente la política argentina “rosqueaba” puestos sobre la base de traiciones y violaciones ideológicas varias. Al 11 de agosto llegarán las listas ya “cocinadas” sin opciones para el elector. En otras palabras, no habrá nada para elegir ni internas que dilucidar. Será simplemente una encuesta sofisticada que sólo servirá para que la política la use como orientación. En síntesis, serán 3.000 millones de pesos tirados a un agujero inútil. Es una demostración cruda y violenta de cómo la política argentina se resiste a hacer su muy demorado ajuste en un país demolido y masacrado a impuestos de todo tipo y color que impiden su desarrollo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora