Mundo

Pekín sube el tono por protestas en Hong Kong

Hong Kong - Manifestantes prodemocracia y agentes antidisturbios se enfrentaron ayer por la noche en Hong Kong, mientras que Pekín alzó el tono prometiendo no quedarse “de brazos cruzados” frente a quien atente contra la unidad nacional.

Fue el octavo fin de semana de manifestaciones masivas, a menudo seguidas de enfrentamientos entre pequeños grupos radicales y la Policía, en la región del sur de China que atraviesa su crisis política más grave desde su retrocesión por Reino Unido en 1997.

Ayer por la noche, los incidentes más graves se registraron en el barrio de Causeway Bay, famoso por sus tiendas de lujo, donde miles de manifestantes ocuparon la calzada y levantaron barricadas.

“La destrucción gratuita de la paz pública y los ataques violentos contra la Policía perjudicarán a la sociedad, a la economía de Hong Kong y a los medios de vida de nuestro pueblo”, reaccionó el Gobierno local.

Tras los choques del sábado, la agencia de prensa oficial Xinhua denunció las “fuerzas miserables” que amenazan los fundamentos del principio “un país, dos sistemas” que presidió la retrocesión.

“El Gobierno central no se quedará de brazos cruzados y no dejará que la situación continúe”, advirtió la agencia.

Más de 200 manifestantes fueron detenidos en las últimas semanas, incluyendo decenas de inculpados por participar en disturbios, un delito que puede ser castigado con diez años de cárcel.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario