Economía

Pelegrina: "Si no solucionamos el problema de los impuestos, no solucionaremos nada"

El titular de SRA en diálogo con Ambito señaló que el tamaño actual del Estado "no es sostenible". Además dijo no estar de acuerdo con que un acuerdo de precios y salarios sea una solución.

El presidente Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, en un reportaje concedido a Ambito destacó que si no hay solución al tema impositivo, “no solucionaremos nada”. A su juicio, el tamaño actual del Estado “no es sostenible”. Asimismo, dijo no estar de acuerdo con que un acuerdo de precios y salarios sea una solución. El dirigente del campo anticipó que, por cuestiones climáticas, las previsiones son de una menor cosecha para la actual campaña respecto de la anterior.

Periodista: ¿Cree necesario un acuerdo de precios y salarios?

Daniel Pelegrina: No creo que sea la solución. Los graves problemas estructurales que tiene la Argentina se asocian al déficit fiscal, a un Estado insoportable y por ende derivamos en un desajuste fiscal que lleva a que vía deuda o vía presión impositiva, se solucione la cuestión del déficit, pero esto repercute en la inflación. Primero, no es la solución. Segundo, nosotros tenemos poco que ver con los precios, somos tomadores de precios en todo lo que tiene que ver con las commodities internacionales que en general son fijados afuera de nuestro circuito. Y además, la incidencia de nuestros productos en los precios finales en general, es baja. Por ejemplo, solamente el 10% del precio final del pan corresponde al trigo y 50% son impuestos. Entonces, si no empezamos a solucionar el tema de los impuestos, no solucionaremos nada.

P.: ¿Usted diría esto si lo llaman?

D.P.: Si nos llaman, vamos a ir, porque siempre estamos en el diálogo. Pero vamos a decir lo que hay que decir. Que el acuerdo tiene que ser de la política amplia. Nos vamos a sentar por supuesto, con todas estas recomendaciones, que no somos formadores de precios, que tenemos una baja incidencia y que no podemos articular un control.

P.: ¿Cómo definiría el problema del hambre en la Argentina y qué se puede hacer?

D.P.: No podemos negar que hay hambre en la Argentina, pero por un montón de problemas que tienen que ver más con la estructura económico-social de la Argentina que con un problema de alimentos. Y digo estructura porque se han perdido valores que son esenciales, como la cultura del trabajo. Hay gente que vive donde hay terrenos donde se podría hacer una quinta, para poder tener de alguna manera el alimento básico, y sin embargo, como se ha perdido la cultura del trabajo, prefieren que vengan los bolsones. Al margen de esto, no es un problema de recursos, es un problema de mala administración y mala asignación de los recursos. Nosotros lo dijimos la semana pasada en un comunicado: el campo, sólo en concepto de cereales y oleaginosas, aporta 11.500 millones de dólares al año - mitad en retenciones y mitad en impuestos- con lo que daría para tres años y medio de canasta básica alimentaria más obra social para toda la gente que está en la indigencia. Recursos hay, el problema es que están mal asignados.

P.: ¿Dónde radica el problema de la mala asignación?

D.P.: En la política. La Mesa de Enlace hizo hace varios años una propuesta, cuando fue la crisis de 2001, ofreciendo una parte de los recursos (como se está haciendo hoy con el 1%, algo parecido a eso) pero administrándolo bajo la supervisión de Caritas y con una mirada muy cercana de quienes recibirían ese dinero. Por supuesto que no fue aceptado por los gobiernos y vinieron las retenciones. ¿Por qué fracasó en ese momento? Porque era olvidarse de los punteros, olvidarse del clientelismo político. Ofrecimos un 5% pero dijimos que queríamos administrarlo y que el objetivo fuera a combatir el hambre. ¿Qué nos dijo la política en aquel entonces? Les agradecemos el gesto, pero es el 10% en vez del 5 y lo manejamos nosotros. Primero, los recursos no tienen que venir por las retenciones, sino por la contribución general de la economía. Y segundo, no estamos de acuerdo con que falten recursos, lo que falta es una buena administración. Lo que ha ido creciendo es un clientelismo en detrimento de la cultura del trabajo.

P.: Pero hasta el Fondo Monetario Internacional recomendó retenciones…

D.P.: Hace dos años y medio que venimos charlando con la misión del Fondo cuando viene a la Argentina. (Rodolfo) Caldarelli, yo lo he hablado personalmente, no está de acuerdo con las retenciones…

P.: Pero está escrito en las recomendaciones…

D.P.: Caldarelli no está de acuerdo con que el camino sea retraer la capacidad de la oferta exportable. Lo que nos han dicho es que las soluciones las ofrece el país y después las avala el Fondo y por esta razón es que en su momento reclamamos al gobierno de Macri.

P.: Pero hay una alta probabilidad de que se insista con las retenciones….

D.P.: A nosotros (Alberto) Fernández nos dijo que la solución a la deuda, la solución para poner en marcha la economía viene por exportar más y por bajar impuestos.

P.: ¿Qué les prometió?

D.P.: No nos hizo promesas, si nos dijo que no iba a tocar las retenciones en lo inmediato como si tiene hecha la promesa el candidato Macri. Pero claramente dijo: tenemos que incentivar las exportaciones y tenemos que bajar la presión impositiva al campo. Por un lado está este mensaje, pero por otro lado sabemos de otros mensajes dentro del Frente Todos y sabemos la coyuntura que estamos viviendo.

P.: ¿Qué le gustaría escuchar del próximo Presidente apenas asuma?

D.P.: Primera condición que se respete la Constitución, las libertades, las leyes, la división de poderes, que es el marco necesario para que una Republica pueda avanzar. Segundo, que nos pongamos de acuerdo en un gran llamado para terminar con la inflación. Para terminar con este tema todos tenemos que estar, pero fundamentalmente la política, que tiene que empezar a hacer los deberes. Porque para solucionar la inflación va a tener que hacerse una reforma del Estado, no cabe duda, a este Estado no lo podemos sostener más los privados. El Estado no es sostenible no solo por la cantidad, sino también por su calidad. Hay que ir a fondo. En el sector privado tendremos que generar los puestos de trabajo para que puedan reinsertarse. Y yendo a lo particular, para nosotros la política exportadora va a ser fundamental.

P.: ¿Cómo califica la política exportadora que llevo a cabo el Gobierno?

D.P.: Para los agronegocios, muy bien. Por el trabajo de abrir mercados, bajar barreras sanitarias, acuerdos comerciales, entre otras cosas, le pongo un 8 o un 9. Ahora, en lo que hace a cuestiones como mejoramiento del Estado y la infraestructura estamos más en el medio en la calificación. Si bien se ha hecho, todavía falta mucho.

P.: ¿Cómo viene la campaña?

D.P.: La campaña de soja está empezando, recién se está sembrando en el norte. Lo que hoy tenemos es la de trigo. Para este cereal se hizo una excelente primera siembra, lamentablemente no vamos a tener la cosecha récord que esperábamos el año pasado porque hubo una sequía que afectó especialmente a las zonas más productoras. Ya se sabe que hay un daño en los rindes, así que no esperemos volver tener un récord como se hizo el año pasado, en trigo. Se está sembrando maíz y soja con algunas dificultades en las zonas en las que no llovió, pero con la expectativa de una buena cosecha si el clima acompaña; hay algunos indicadores de que el clima va a estar un poco más seco de lo normal, así que hay que tener alguna previsión. No vamos a repetir la cosecha de este año, va a estar un poco por abajo.

P.: ¿Va a haber menos recursos para el Estado?

D.P.: Absolutamente. Y todavía tenemos por delante ver cómo se solucionan los conflictos mundiales, China – Estados Unidos que nos afectan los precios. Así que el viento de cola no está, ya no está la soja a 500 dólares por la tonelada, hoy se ubica cerca de 320 pero con las retenciones el productor local recibe menos de 300.

P.: ¿Temen que vuelva alguna medida como fue la Resolución 125?

D.P.: Esa pregunta no la puedo contestar hasta que no sepamos quién gana las elecciones. Si gana Mauricio Macri por decir una teoría, evidentemente no, porque ya tenemos firmado por él que se van a bajar las retenciones y se van a terminar. Si gana el Frente de Todos habrá que ver cómo se dirime la puja de poder dentro de ese espacio. Hay muchos integrantes de ese espacio con ideas bien diversas y que se van a estar disputando poder. Y ahí está la incógnita que tenemos todos los empresarios en la Argentina, cómo se va a dirimir esto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario