Edición Impresa

Pepsi también evalúa elaborar bebidas con base de cannabis

Según el director financiero, la firma considera “seriamente” lanzar productos con CBD. Busca mejorar ganancias que este año crecerán sólo 3%.

La multinacional de alimentos y bebidas, PepsiCo registró ganancias netas menores a las esperadas en los primeros nueve meses de su resultado anual, con una suba de apenas 2% contra el mismo lapso de 2017. En este contexto, sus directivos sostienen que están dispuestos a explorar todas las posibilidades para mejorar sus resultados. Una de esas opciones en consideración es la de producir bebidas con base de cannabis, tal como ya lo anunció su competidora Coca Cola el mes pasado.

"Estamos estudiando cualquier oportunidad de crecimiento, movemos cielo y tierra para dar con el crecimiento", dijo Hugh Johnston, director financiero de PepsiCo al canal de noticias CNBC. En este marco, señaló: "Creo que consideraremos seriamente" el cannabis, aunque dijo no estar "listo para compartir públicamente" los proyectos potenciales del grupo en ese sector.

El gran rival de PepsiCo, Coca-Cola, también expresó recientemente su interés en la planta al explicar a mediados de septiembre que estaba "estudiando de cerca el crecimiento en el mundo del CBD, un principio no psicoactivo (del cannabis), como ingrediente en bebidas para sentirse bien".

"Aún no se ha tomado una decisión", pero "este sector está cambiando rápidamente", señaló en esa ocasión Coca-Cola.

Incursionar en el negocio de la marihuana está tentando a los gigantes de la agroindustria, muchos de los cuales apuestan a que se legalizará en muchos países en los próximos años.

PepsiCo informó ayer sus resultados globales. Obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.661 millones de dólares en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (que terminó el 8 de septiembre) lo que representa un crecimiento del 2% respecto al mismo periodo de 2017.

Según informó la compañía, el beneficio operativo se redujo un 0,3 %, hasta 7.679 millones de dólares, mientras que los ingresos ascendieron a 45.137 millones de dólares, lo que supone un incremento del 3% respecto a los 43.999 millones del mismo periodo del año pasado.

A su vez, durante el tercer trimeste -el que más se fijan en Wall Street- el beneficio neto atribuido creció un 16 %, hasta 2.498 millones de dólares, mientras que los ingresos se situaron en 16.485 millones de dólares, con un aumento del 1,5 %. En ese marco, la presidente y consejera delegada de PepsiCo, Indra Nooyi, destacó en un comunicado el buen comportamiento de las divisiones internacionales del grupo, en especial las de los países emergentes con América Latina a la cabeza.

El aumento del 16 % en las ganancias fue considerada una victoria para Indra Nooyi en su último día como directora ejecutiva, después de años de presión para vender o hacer cambios en el negocio de las bebidas de la compañía, ya que su crecimiento se ha retrasado respecto al de otros productos como Frito Lay, Tostitos o Lays, del sector de aperitivos envasados.

"Dividir a toda la compañía es algo que retiramos de la mesa hace mucho tiempo y no estamos revisando eso en absoluto, basándonos en el desempeño de los últimos seis años, hemos demostrado que el negocio en conjunto crea valor", dijo el jefe financiero de Pepsico, Hugh Johnston, en declaraciones a la CNBC.

Mientras tanto, la compañía ha continuado invirtiendo en el negocio de bebidas, anunciando en agosto los planes para comprar el fabricante de bebidas carbonatadas caseras SodaStream por 3.200 millones de dólares.

A l par, PepsiCo dijo que espera un crecimiento de ingresos para el año del 3 % y advirtió que un dólar fuerte puede tener un impacto negativo en sus ganancias del año fiscal en un punto porcentual. Como resultado, anticipa ganar 5,65 dólares por acción en el año fiscal 2018, un 8 % más que en 2017.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario