Información General

Pericias confirmaron que Jaitt consumió alcohol y cocaína la noche que murió

La modelo murió el 23 de febrero pasado en el complejo de fiestas Xanadú. Su defensa dijo que los estudios "no permitan confirmar absolutamente nada".

Las pericias toxicológicas confirmaron que la modelo Natacha Jaitt consumió cocaína y alcohol antes de morir el 23 de febrero pasado en el salón de fiestas Xanadú, de Benavídez, donde había ido a una reunión de negocios, y no detectaron la presencia de ningún veneno, informaron fuentes judiciales.

Se trata de los peritajes que se realizaron sobre la sangre, la orina y lo que se denomina el "pull de vísceras", es decir, las muestras de los órganos obtenidas en la autopsia de Jaitt (41), cuyos resultados fueron entregados a los fiscales de la causa que viajaron a buscarlos hasta la Superintendencia de Policía Científica en la ciudad de La Plata.

Fuentes judiciales detallaron a Télam que luego de obtener dichos informes, los fiscales de la causa, Diego Callegari, Sebastían Fitipaldi y Cosme Iribarren, notificaron a las partes en la sede de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Tigre, situada en Lisandro de la Torre 314, de ese medio.

Según un documento de la causa al que tuvo acceso Télam, al ordenar la pericia, los tres fiscales habían solicitado a los peritos determinar "cualitativa y cuantitativamente la existencia de tóxicos" y, en ese sentido, enumeraron "drogas de abuso, drogas medicamentosas, venenos, sustancias relacionadas con procesos insidiosos y toda otra sustancia de interés".

Según las fuentes, los peritajes confirmaron la presencia de rastros de cocaína en las fosas nasales, sangre, orina y en el "pull de vísceras", al tiempo que se detectó una patología cardíaca aguda.

Los estudios también revelaron que Jaitt tenía 0,7 gramos de alcohol en sangre y aclararon que no se hallaron rastros de ningún veneno, detallaron los voceros.

A su vez, tanto en orina como en sangre los expertos hallaron "benzoilecgonina" que, según explicaron las fuentes, es uno de los metabolitos de la cocaína.

"Este hallazgo es un indicador de que era una consumidora habitual y el hecho de la presencia de la cocaína en jugos gástricos revela además que hubo consumo cercano a la muerte", explicó a Télam una fuente judicial.

Por su parte, Alejandro Cipolla, abogado de la familia Jaitt, dijo a la prensa que con los resultados de los estudios recibidos hoy "no se puede determinar absolutamente nada" y que a él no le despejan ninguna de sus dudas.

El letrado cuestionó que el informe no detalla la "cantidad" de cocaína hallada y adelantó que va a pedir la exhumación del cuerpo para, entre otras medidas, analizar el "cabello".

"No puedo descartar que hayan utilizado una droga sofisticada que puede ser hallada en el pelo", indicó Cipolla, quien consideró que también hubo "errores" en la autopsia.

Si bien para el letrado los resultados de los peritajes toxicológicos no le aclaran ninguna cuestión, éstos corroboraron los testimonios que indicaban que Jaitt había consumido drogas la noche de su muerte.

Además, los estudios preliminares realizados el 6 de marzo último en La Plata ya habían arrojado resultado positivo en cocaína y marihuana en las muestras de los testigos Gonzalo Rigoni (45), dueño de Xanadú"; Gaspar Esteban Fonolla (45), amigo de Jaitt; y Gustavo Andrés Bartolín (44), alias "Voltio" y vecino del primero.

En el caso de Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte (47) habían dado negativo, mientras que respecto de Luana Micalela Monsalvo (19) no se había obtenido una muestra de orina.

Todos esos estudios fueron realizados tanto en los laboratorios de Policía Científica de La Plata como en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses del Conurbano Norte del Ministerio Público Fiscal, ubicado en la localidad bonaerense de Munro.

Por otra parte, los médicos forenses que hicieron la autopsia de Jaitt se reunirán en los próximos días para hacer un nuevo y definitivo informe para aclarar las causas de la muerte en base a los resultados de los peritajes toxicológicos descriptos.

Jaitt murió la madrugada del 23 de febrero en el salón de fiestas "Xanadú" situado en Isla Verde al 600, de villa La Ñata, Benavídez, partido de Tigre, al que había concurrido por una reunión de negocios para programar un evento.

En un momento de la noche, durante la cual se consumieron drogas y alcohol, la conductora y modelo sufrió una "insuficiencia respiratoria por edema agudo de pulmón" y una "falla multiogánica" y murió, según los resultados de la autopsia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario