Política

Peronismo unido gana en conurbano y acorta distancia en el interior

Intendentes del Frente de Todos arrasaron en tercera sección. Macrismo sostiene San Isidro, San Miguel y Vicente López. Pelea mano a mano en peronismo platense.

El Frente de Todos arrasó ayer en municipios clave y acompañó la gran diferencia que logró Axel Kicillof en Buenos Aires. En la mayoría de los 24 distritos que integran el Conurbano, los guarismos quedaron lejos de la realidad y el peronismo unido se impuso por amplio margen.

Pero hubo casos que fueron aún más allá de lo imaginado hasta por los propios candidatos. Una de las victorias más celebradas por el Frente de Todos fue la conseguida en La Matanza, donde Fernando Espinoza se impuso con el 60 por ciento de los votos contra el 20 de la oposición. Una diferencia contundente que también se dio en otros municipios de gran valor por su gran cantidad de votantes como Berazategui, Merlo y José C. Paz.

Arroyo
Al final de la fila. En Mar del Plata, Carlos Arroyo realizó la peor elección de un intendente en función: lo eligió sólo el 5 por ciento.
Al final de la fila. En Mar del Plata, Carlos Arroyo realizó la peor elección de un intendente en función: lo eligió sólo el 5 por ciento.

Morón y Tres de Febrero, dos bastiones de Cambiemos en el Conurbano, perdieron las PASO y esperan a octubre para dar vuelta los resultados. El intendente Ramiro Tagliaferro se mostró confiado de poder dar un vuelco mientras que Diego Valenzuela la tendrá más difícil de lo pensado ante Juan De Bandi, quien se consagró ganador de la interna peronista con más del 50 por ciento de los votos. Otro de los territorios donde el macrismo no pudo sostenerse fue en Pilar.

En Quilmes en cambio, se dio una de las elecciones con mayor volumen de juego. Martiniano Molina fue el más votado, pero la sumatoria de los candidatos del Frente de Todos alcanzó el 50 por ciento, ante el 31 del actual intendente. Mayra Mendoza consiguió un triunfo imponente al llegar al 53% de los votos de la interna, ante el 15 de Matías Festucca y el 11 de Francisco Barba Gutiérrez. El mismo escenario se dio en Lanús, donde Néstor Grindetti fue el que más sufragios alcanzó, pero quedó detrás de todos los candidatos del Frente de Todos. Edgardo Depetri se convirtió en el aspirante confirmado del peronismo unido.

Mussi
en familia. Juan José Mussi quedó perfilado para volver a hacerse cargo de Berazategui en reemplazo de su hijo, Juan Patricio.
en familia. Juan José Mussi quedó perfilado para volver a hacerse cargo de Berazategui en reemplazo de su hijo, Juan Patricio.

Donde el macrismo sí pudo imponerse sin problemas fue en el corredor norte. En Vicente López, Jorge Macri logró una victoria categórica mientras que el intendente Gustavo Posse quedó a un paso de ser reelecto luego de sacar una diferencia de cerca de 15 puntos ante el Frente de Todos. En San Fernando y Tigre, los distritos con gran influencia de Sergio Massa, Julio Zamora y Juan Andreotti ganaron con comodidad.

Si hubo un caso que llamó la atención fue el de Moreno. La exconcejal Mariel Fernández, le ganó la interna al jefe municipal Walter Festa y se perfila para ser electa por amplio margen en las generales.

De esta manera, Juntos por el Cambio sólo pudo sostenerse en tres de los seis municipios con los que contaba en el Conurbano: San Isidro, San Miguel y Vicente López.

Martiniano
Generales. El intendente Martiniano Molina deberá esperar a ver si el resto del peronismo acompaña a la camporista Mayra Mendoza.
Generales. El intendente Martiniano Molina deberá esperar a ver si el resto del peronismo acompaña a la camporista Mayra Mendoza.

La pelea interior

En La Plata, al cierre de esta edición, Florencia Saintout y Victoria Tolosa Paz peleaban voto a voto para ver quién se convertirá en la candidata del Frente de Todos. Entre los cinco aspirantes de la interna alcanzaban un 45 por ciento, diez puntos por arriba del intendente Julio Garro.

Fue en Mar del Plata donde Juntos por el Cambio sacó uno de sus resultados más celebrados. El riñón del PRO celebró la ventaja de Guillermo Montenegro, quien se quedó con la interna para sorpresa de propios y ajenos ante la radical Vilma Baragiola. Fernanda Raverta, del Frente de Todos, quedaba ubicada en un claro segundo puesto mientras que el ex intendente Gustavo Pulti no llegó al 20 por ciento. El actual intendente, Carlos Arroyo, protagonizó uno de los grandes papelones electorales al sólo ser votado por uno de cada 20 marplatenses. No sucedió lo mismo en Tandil, donde el macrismo intentará hacerse propia el triunfo del jefe distrital, Miguel Ángel Lunghi, a quien el PRO le puso una interna que no estuvo a la altura de las expectativas.

Uno de las contiendas más complicadas se dio en Bahía Blanca. El intendente Héctor Gay aventajó por sólo dos puntos a Federico Susbielles y la pelea por la intendencia quedó completamente abierta de cara a octubre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario