Deportes

Perú reaccionó, se lo dio vuelta a Bolivia y sigue en carrera

Perú dio un paso gigante hacia cuartos de final de la Copa América al derrotar por 3-1 a Bolivia en partido del grupo A, pese al nuevo castigo que le impuso el VAR.

A los 28 minutos, Marcelo Martins convirtió en gol un penal señalado por el árbitro tras consultar con el VAR.

Pero el capitán peruano, Paolo Guerrero, igualó a los 45 con un golazo, mezcla de técnica y potencia, tras una magistral asistencia de Christian Cueva. En el inicio del complemento, a los 55, Jefferson Farfán sumó de nuevo con un cabezazo y en tiempo de descuento Edison Flores rubricó con un gran zurdazo.

La victoria deja a Perú con cuatro puntos, con muchas posibilidades de pasar a cuartos, sea cual sea el resultado de su choque contra Brasil en la tercera y última jornada de la fase de grupos.

Los bolivianos quedan muy tocados, pero no hundidos: todavía podrían optar a uno de los dos cupos como mejores terceros de grupo.

  • Otra vez el VAR

Se notó desde el inicio que Perú, que necesitaba con mucha urgencia los tres puntos, tiene más recorrido y pasa por un mejor momento.

A los pocos minutos, los dirigidos por Ricardo Gareca ya se habían adueñado del juego, moviendo la pelota a su antojo por ambas bandas, recuperando con rapidez y buscando a su faro delantero, Paolo Guerrero.

También lo ayudó el juego gris, la poca presión y los errores no forzados de los bolivianos, que no podían conectar con Martins.

Los incas abrieron mucho juego por la derecha, aprovechando la velocidad del extremo Andy Polo, una novedad en el once inicial.

El jugador de Portland Timbers de Estados Unidos avisó con un disparo al arco ni bien comenzado el partido, con varios centros peligrosos y con su participación en una pared que casi termina en penal.

Entonces apareció otra vez el VAR para castigar a Perú (en el primer partido le habían anulado dos goles por esa instancia). Esta vez, le señaló un penal.

Tras una confusa jugada en el área, con una pelota que chocó contra la mano de un defensor, el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano consultó al videoarbitraje y terminó haciendo el gesto de pena máxima, convertida con autoridad por Martins.

Los hinchas peruanos, mayoritarios en un otra vez semivacío Maracaná, mostraron su ira.

Ahí, la Verde, que no gana desde octubre del año pasado, tuvo su cuarto de hora de gloria. Empezó, de repente, a triangular, a buscar de nuevo a Martins, sobre todo a través del extremo Alejandro Chumacero.

Embed
  • Otra vez el Depredador

Pero entonces, justo antes de terminar el primer tiempo, apareció el “Depredador” Guerrero para marcar territorio con un golazo que ponía el duelo en tablas.

Se escapó en solitario con un sprint en busca de un balón servido por Christian Cueva y, tras driblar al arquero boliviano con un autopase, disparó a placer.

Con este tanto Guerrero suma 12 goles en Copa América, conviertiéndose en el máximo goleador en activo de esta competición, empatado con el chileno Eduardo Vargas, que el lunes marcó dos goles a Japón.

El segundo tiempo, empezó como el primero: los peruanos al acecho, con la misión de rematar la remontada, y los bolivianos vacilantes.

Por cómo se estaba desarrollando el juego, con los altiplánicos prácticamente cercados en su mitad de campo, era cuestión tiempo que los incas lograran su objetivo, que llegó por el aire.

Farfán pegó un potente salto con suspensión incluida y cabeceó con fuerza al fondo del arco un centro de Guerrero.

A partir de ahí, todo fue presión y más presión para culminar la faena. El exarquero Carlos Lampe evitó una derrota mayor, pues logró parar varios remates cargados de veneno.

Pero en los pies del mediocampista boliviano Edwin Saavedra estuvo la mejor ocasión del segundo tiempo, de esas que cambian el signo de los partidos.

El arquero Pedro Gallese despejó mal un disparo de Raúl Castro, la pelota quedó peligrosamente suelto al borde del área chica, pero Saavedra lo mandó a la grada.

La rúbrica peruana llegó poco antes del final del partido.

Flores recibió de Farfán, dribló a un defensa boliviano y, tras un amago, pico muy hábilmente el balón por encima del arquero Lampe.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario