Información General

Pese al Paseo del Bajo, restós de P. Madero siguen en crisis

La caída de las ventas fue del 50%, cifra que no sufrió variaciones desde que se inauguró la obra. Algunos locales, tuvieron que alquilar cocheras en otros edificios para poder dejar los vehículos.

A más de dos semanas de inaugurado el Paseo del Bajo, casi todos festejan su funcionamiento. Conductores y transeúntes emanan felicidad cuando pasan por Puerto Madero. Sin embargo, hay un jugador que todavía espera el impacto de esta flamante autopista: se trata de los restaurantes de la zona, que en los últimos dos años sufrieron una caída en las ventas de más del 50%. Esa abrupta baja generó el cierre de locales y pérdida de fuentes de trabajo. Lo que preocupa es que hasta el momento las ventas no mejoraron.

“Celebramos la inauguración de la autopista, el tránsito se agilizó. Sin embargo, seguimos teniendo un problema muy grave por el cual muchos comensales ya no van a comer, que es la falta de estacionamiento en Puerto Madero”, explicó Verónica Sánchez, presidenta de la Cámara de Restaurantes. Se trata de un reclamo que los gastronómicos vienen haciendo hace dos años, cuando comenzó la construcción de la autopista. El conflicto surge dado que la gran mayoría de los 5.600 espacios de parking que había antes fueron ocupados para la construcción del Paseo del Bajo.

“Tuvimos que salir a alquilar 20 cocheras en un edificio, lo cual nos impacta económicamente”, explicaron desde el restaurante Sottovoce. “Desde que se inauguró la autopista, tuvimos chispazos de ventas los fines de semana, pero continúa la fuerte caída de lunes a viernes”, agregaron.

Si bien puede ser un poco prematuro sacar conjeturas de ventas en tan poco tiempo, la radiografía de los últimos 15 días no marcó absolutamente ningún cambio. Se suma esto a la crisis económica que no ayuda al repunte del consumo en general.

bajo

Actualmente, Puerto Madero sigue en obra. A pesar de los recientes cambios en el tránsito todavía queda pendiente terminar de parquizar, levantar escombros y las vallas que separan las calles Huergo de Alicia Moreau de justo, entre otros trabajos.

“Durante la construcción cayó un 60% la facturación. Si bien con el Paseo del Bajo el tránsito se agilizó, esa mejora no se ve todavía en las ventas. El problema es que falta estacionamiento, entonces la gente no llega”, sostuvieron desde el restó El Mirasol del Puerto, coincidiendo así con el resto de las fuentes.

Sin dudas, el problema es transversal a todos los restaurantes de la zona, que esperan ahora una respuesta del Gobierno para solucionar el conflicto. Como una breve solución, lo que implementaron hace unos meses algunos locales es un servicio de valet parking, los cuales estacionan los vehículos detrás de Alicia Moreau de Justo. Malabares que se inventan para sobrevivir en tiempos de crisis.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora