Edición Impresa

Pese a un BCRA más agresivo, el dólar subió 1,6% a $62,37

El organismo vendió unos u$s600 M en el segmento spot y u$s250 M en futuros para contener a la divisa. Sigue ampliándose la brecha con el blue (al 11,8%), pero bajó con el contado con liqui (31,2%).

El dólar saltó $1,04 (+1,6%) ayer a $62,37 y anotó su duodécimo avance consecutivo, pese a que el Banco Central vendió unos u$s600 millones –según operadores- en el segmento donde operan los grandes jugadores, y otros u$s250 millones en el mercado de futuros. El billete operó en sintonía con la divisa que cotiza en el segmento mayorista, que ganó 35 centavos y cerró a $59 para la venta, en una jornada con un alto volumen operado (u$s 906 millones). En total, se estimó que la intervención de la autoridad monetaria ascendió a u$s850 millones en un sólo día, aunque desdoblada en dos segmentos.

“La fuerte suba experimentada es la más alta para un sólo día desde la última semana de agosto y acomodó los precios en un nivel muy próximo a los máximos históricos que se anotaron el 30 de ese mes”, afirmó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. En ese contexto, destacó que “las expectativas del acto electoral del domingo próximo y la inminencia del fin de mes se combinan con intensidad para generar un aumento de la demanda por cobertura y una simétrica disminución de la oferta privada, dejando al Banco Central como el único oferente de peso que pueda contener el impacto sobre los precios”.

Por otra parte, el dólar blue se disparó $2,50 a $69,75. De esta manera, la brecha con el oficial aumentó al 11,8%. El dólar “contado con liqui” -que surge de compra de bonos o acciones, y su posterior venta en el exterior para hacerse de divisas- asimismo cayó $2,2 a $77,38 y marcó un spread de 31,2% con la divisa que cotiza en el MULC. Además, el dólar MEP o Bolsa bajó un 7,2% a $73,07, lo que implica un spread de 23,85% frente a la cotización del MULC. En caso de prevalecer esta tendencia, lo más probable es que las brechas continúen ampliándose en los próximos días.

Con relación a la tasa de referencia diaria de las Letras de Liquidez (Leliq), equivalente a la tasa de política monetaria, se ubicó en el 68,003% tras la absorción de 183.952 millones de pesos en dos licitaciones. En tanto, las reservas del Banco Central cedieron otros u$s450 millones a u$s 46.141 millones.

En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó al 59,50%. En el ROFEX se operaron u$s781 millones. Desde ABC Mercado de Cambios señalaron que los plazos más cortos concentraron casi el 70% de los negocios, mientras que los meses de octubre y noviembre, terminaron operándose a $60,09 y $64,20 con una tasa del 84,29% y 84,66%. “Esta baja de tasas y precios, también se debió a la intervención del BCRA en los futuros, dejando un paredón de u$s100 millones a fin de mes y otro de u$s50 millones para fines de noviembre. Aunque todos los plazos bajaron fuerte, más del 3% promedio, en los que no intervino las tasas se mantuvieron por encima del 135%”, agregaron.

Por su parte, el S&P Merval bajó un 1,5% a 32.775 puntos, cortando así una mini racha de dos subas consecutivas, en la cual acumuló un alza de 4%, en medio de la incertidumbre política previa a las elecciones presidenciales del domingo. Las mayores caídas fueron registradas por Holcim (-6,8%), Transportadora de Gas del Norte (-5,8%) y Transportadora de Gas del Sur (-4,8%), mientras que las subas más destacadas fueron anotadas por Valores (+3,5%), BYMA (+3,2%) y Banco Macro (+0,8%)

Por otra parte, los principales bonos en dólares (cotizantes en pesos) cerraron con tendencia negativa: el Bonar 2024 cayó un 3,3%, el Bonar 2020 un 2,3%, y el Discount bajo ley argentina un 1,8%. En tanto, los títulos en moneda dura terminaron con tendencia positiva. El director de Research for Traders, Gustavo Neffa, destacó que las caídas registradas en renta fija pueden estar relacionada con la intervención del Banco Central en el mercado cambiario. “Estuvieron vendiendo y eso siempre es una mala señal”, indicó.

El analista de Rava Bursátil, Ariel Guzmán, indicó que “a media rueda, con intervenciones cada vez más fuertes el Banco Central se impuso en el mercado de futuros para llevarlo cerca de los $60 en el vencimiento de octubre, había llegado a estar $63.30 en su momento más alto”. Afirmó: “Lo mismo pasó con el dólar contado con liquidación y el MEP, con un cierre en $77,60 y $73,30 respectivamente, luego de fuertes ventas en bonos, sobre todo en el AY24”. En esta línea, el riesgo país cayó 0,69% (14 unidades) a 2.154 puntos básicos, luego de mostrar en la apertura del mercado niveles superiores a las 2.220 unidades.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario