Autos

Pickup definitiva

Mientras avanza el proyecto para fusionar utilitarios de Ford y Volkswagen, el óvalo renovó su camioneta. La gama más extensa y nuevas tecnologías.

Enviado especial - Ford presentó en un evento en Mendoza para la prensa de toda la región el rediseño de la Ford Ranger, que agrega más tecnologías y suma equipamiento inédito para el segmento.

La pickup mediana que se fabrica en la Argentina arribará a los concesionarios en agosto con una renovación que le da oxígeno para pelear en una categoría que hoy lidera Toyota con la Hilux. Pero, además, las novedades llegan mientras en paralelo avanza el acuerdo de Ford con Volkswagen para producir utilitarios livianos en forma conjunta. Es decir, si esa alianza tiene éxito tal vez estemos frente a la última Ranger tal como la conocemos y en los primeros años de la próxima década de las líneas de producción de Pacheco salgan pickups que fusionen a Ranger con Amarok.

Por lo pronto, la camioneta del óvalo reforzó su propuesta con más tecnología, en especial en el apartado de seguridad, y sigue ofreciendo la gama más extensa entre sus competidores: 17 versiones, fruto de la combinación de cabinas simple o doble, tracción simple o integral, transmisiones manuales o automáticas, niveles de equipamiento y motorizaciones.

En este apartado, mantiene los tres conjuntos mecánicos que se venían comercializando: los diésel 3.2 de 200 CV y 2.2 de 160 CV (este último con 10 caballos más de potencia) y el naftero 2.5 de 166 CV, único naftero del segmento y apto para GNC sin perder la garantía de 5 años.

Equipamiento

Para hacer gala del lema Raza Fuerte, Ford trabajó en las suspensiones de la pickup, que ahora tienen más recorrido. El rediseño de la barra estabilizadora, amortiguadores, resortes le dan beneficios tanto en el asfalto como en el uso off road. A su vez, mantiene la capacidad de badeo de 80 cm, la mejor de su categoría, y refuerza las protecciones en la parte baja para no sufrir daños. En caminos mendocinos que combinaron ripio, asfalto y un exigente circuito off road, los resultados de los cambios mostraron un andar agradable y seguro, donde también se destacó la dirección eléctrica que ahora llega de serie en todas las versiones y facilita maniobras cerradas.

En términos de diseño, hay retoques: grilla, paragolpes, faros antiniebla o ubicación de la antena receptora de GPS. También modifica la luminaria, con Led y luces bajas de Xenón. En el interior, la intervención se ve en las palancas de cambio y en los volantes, en especial en variantes de entrada de gama que ahora cuentan con comandos incorporados.

Las principales ventajas aparecen en el equipamiento, con tecnologías avanzadas para las pickups, como el control de velocidad crucero, el sistema de mantenimiento de cambio de carril, las luces altas automáticas o el detector de fatiga, ítems propios de los autos de alta gama. También cuenta con control de carga adaptativo o el sistema antivuelco, así como diferencial trasero autobloqueante para las exigencias todoterreno.

Nueva Ranger Limited Interior04.jpg

Sin embargo, la gran estrella es la aparición del frenado autónomo de emergencia, que delega en el vehículo la función del freno si el conductor no reacciona. Reconoce no sólo vehículos sino también peatones de menos de un metro y funciona en niveles que van desde el alerta hasta aplicar la fuerza de frenado para detener el vehículo. Otros puntos altos en seguridad: 7 airbags, anclajes Isofix, sensor de lluvia, espejo fotocromático, control de estabilidad y de tracción.

Asimismo, se destaca la conectividad, con el sistema SYNC3 en pantallas que van, de acuerdo a la versión, desde la 4,2 a las 8 pulgadas. Con opción incluso de espejar aplicaciones de teléfonos celulares.

Los precios se darán a conocer en agosto, cuando la nueva Ranger llegue a los concesionarios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario