Edición Impresa

Piden que empresas paguen la militarización de Río

Brasilia - El Gobierno de Brasil analiza solicitar donaciones a empresarios para financiar la guerra contra el crimen organizado en Río de Janeiro, donde seis personas fueron asesinadas en las últimas horas.

El último de los asesinatos fue cometido ayer, cuando un balazo impactó en la cabeza de la joven embarazada Dandara Damasceno de Souza, de 21 años, que fue sometida a una cesárea de emergencia en la que nació su bebé, que se encuentra en estado grave.

El presidente, Michel Temer, ordenó el mes pasado la intervención militar de la seguridad en Río de Janeiro, cuyas favelas están dominadas por narcotraficantes y paramilitares, y creó el Ministerio Extraordinario de Seguridad.

El mandatario designó a Raúl Jungmann como titular de la cartera de Seguridad y al general Walter Souza Braga Netto, jefe del Comando Militar del Este.

Jungmann comentó informalmente que "soy un ministro sin dinero y sin equipos. Así no es fácil" hacer frente a las gavillas que se encuentran en pie de guerra, publicó ayer el diario O Globo.

La falta de recursos para mover la maquinaria de las Fuerzas Armadas y la Policía estadual es un obstáculo que Jungmann espera resolver con el apoyo de los privados.

"La idea es proponer una acción empresarial por la seguridad, a través de un fondo que reciba donaciones", explicó el funcionario.

"He conversado con empresarios a este respecto y me sorprendió la disposición y la buena voluntad observados", destacó Jungmann.

La nueva estrategia de enfrentamiento de la delincuencia, que sacude no solo a Río, enfrenta las restricciones de una política fiscal austera, que es una de las banderas distintivas del Gobierno federal.

A eso se suman las crisis económicas que atraviesan varios estados, especialmente Río de Janeiro, que aún no pagó el aguinaldo del año pasado a la Policía.

Ante esa limitación Temer convocó a una reunión con las autoridades de los 27 estados, ante quienes anunció un paquete de 42 mil millones de reales en créditos (13 mil millones dólares) para programas de seguridad.

Buena parte de los gobiernos estaduales están en rojo y esto les impide contraer deudas ante el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social.

Agencia ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora