Política

Pinedo: "La corrupción es mala, pero un 50% de inflación es una tragedia"

El presidente provisional del Senado explicó que la disparada del dólar y el fuerte crecimiento de la inflación en el último año "no fue parte de ningún plan económico sino una tragedia que sucedió por el corte de créditos que tuvo la Argentina".

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, reconoció este sábado que "la corrupción es mala pero un 50% de inflación es una tragedia", al evaluar la derrota del Gobierno en las primarias ante el Frente de Todos y prometió un "plan de estabilización" para "terminar" con el alza sostenida de precios si consiguen un segundo mandato.

El senador nacional por la Ciudad de Buenos Aires aseguró que la derrota del presidente Mauricio Macri ante la fórmula que integran Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner está directamente ligada a la crisis económica que estalló.

Pinedo subrayó en declaraciones a Radio Con Vos que la disparada del dólar y el fuerte crecimiento de la inflación en el último año "no fue parte de ningún plan económico sino una tragedia que sucedió por el corte de créditos que tuvo la Argentina".

En esta línea, evaluó que las denuncias por corrupción que impactaron al gobierno kirchnerista durante la campaña de 2015 perdieron peso frente a la crisis económica en las primarias de agosto pasado y reconoció que "la corrupción es mala pero un 50% de inflación es una tragedia".

"Lo digo con absoluta convicción que lo que vamos a hacer es un plan de estabilización para terminar con la inflación", prometió el dirigente de Juntos por el Cambio ante la posibilidad de que el presidente Mauricio Macri logre finalmente su reelección.

Por otro lado, señaló que frente a un eventual triunfo de la fórmula del Frente de Todos tiene "dudas" respecto de "quién va a gobernar" y a modo de ejemplo agregó: "No me parece indiferente que gobierne (el gobernador de Córdoba, Juan) Schiaretti, a que lo haga La Cámpora, no es lo mismo, no se sabe cómo va a ser eso".

"Hay sectores que dicen barbaridades de reformas constitucionales, de perseguir a periodistas, la reforma agraria, tomar propiedades, uno no sabe bien que va a ser eso", añadió el senador oficialista.

No obstante, tras contar que tuvo una "relación cordial" con Fernández cuando era jefe de Gabinete, sostuvo que "es una persona que conoce la función pública, y por lo tanto conoce los problemas que tiene que enfrentar la Argentina".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario