El arte de fusionar

Placeres

Marcelo Woloski, percusionista de la banda Snarky Puppy -con la que ganó un Grammy en 2017-, editó su primer disco. Un trabajo que cuenta con 27 músicos invitados de doce países diferentes.

El talentoso percusionista, baterista y compositor argentino Marcelo Woloski editó "Mundo por conocer", su primer trabajo discográfico. Se trata de un disco de doce canciones en las que participan 27 grandes músicos de la escena neoyorkina provenientes de doce países diferentes. "Es un proyecto ambicioso. Cada canción quería producirla como me sonaba y decidí hacerlo con mucha de la gente que fui colaborando en los últimos años de carrera", sostiene el músico. Y agrega que "me hacía falta mostrar la pata compositiva. Estoy muy contento con el resultado. Es un disco que significa mucho. Lo tenía hace demasiado tiempo en la cabeza", le dice Woloski a AGENDATE.

En el disco, que incluye instrumentación que va desde guitarra y piano hasta arpa, cuarteto de cuerdas y vientos, el autor (que vive desde hace doce años en Estados Unidos) exhibe una gran paleta de colores en la que se sienten cada uno de los detalles. El primer corte del material es "Milonguita pa' la griega", una canción que ya cuenta con un video realizado en Argentina. "Es mi país y siempre está muy presente, sobre todo los ritmos latinoamericanos. Cuando estás afuera extrañas lo tuyo. Aquello con lo que creciste. Es natural que salgan a flote estos ritmos cuando estoy componiendo porque es con lo que crecí", explica.

Acostumbrado a tocar como músico invitado, Woloski comenta que "el proyecto personal me dejó muchas enseñanzas a nivel personal. Ponerme en el lugar de líder en lugar de contratado es algo nuevo y fue muy bueno poder hacerlo. Sobre todo poder cumplir con mi visión de la música. Es lindo poder compartir la música tal como la soñé e imaginé"

La música de Woloski está fuertemente influenciada por los sonidos afro-latinoamericanos; además de los argentinos, los brasileros, peruanos, cubanos y colombianos. "Mundo Por Conocer" integra estas culturas en un trabajo muy rico en instrumentación, arreglos, ritmos y hermosos pasajes melódicos, en el que Woloski se luce tocando con maestría más de 20 instrumentos de percusión: cajón, congas, timbal brasilero, redoblantes, bombo legüero, entre otros.

Sobre cómo influyó en su música el hecho de llevar viviendo doce años en Estados Unidos, Woloski sostiene que "fue bueno estar en contacto con el góspel, el soul, el jazz, en su fuente. Tuve la oportunidad de tocar con gente que está en ese ámbito y es una enseñanza muy grande. Los músicos de góspel tienen otra forma de sentir la música. Siento que en todo este tiempo siempre fui incorporando. No siento que haya perdido".

Woloski es, además, percusionista de la banda Snarly Puppy. Su composición "Palermo" fue incluida en "Culcha Vulcha", último trabajo del grupo de fusión por el cual recibió un Premio Grammy 2017 por "Mejor álbum de música instrumental". "Aprendo mucho de tocar con gente que toca tan bien. Escuchan mucho. Lo más importante para todos es hacer sonar bien a los demás. Es algo que lo sabía en el concepto, pero que lo vivo a pleno cuando toco con ellos", cierra el músico.

Dejá tu comentario