Edición Impresa

Plazos fijos para no clientes suben 50,4% en junio

Los plazos fijos para no clientes volvieron a crecer en junio por segundo mes consecutivo, a partir de un fuerte incremento en el uso del Debin (débito inmediato), tras anotar un alza del 50,4% contra mayo, alcanzando los $10.460 millones. De acuerdo con cifras oficiales, la cantidad de operaciones superó las 50.000 (50.624), lo que implicó una expansión del 33,5% frente a los 37.927 del mes anterior. Todo esto facilitó un alza en los depósitos a plazo fijo de menos de un millón de pesos, cuyo stock aumentó en $14.980 millones (+2,9%). En tanto, teniendo en cuenta la variación promedio mensual, el alza fue de $17.643 millones (+3,5%).

Estos instrumentos de inversión fueron implementados por el Banco Central en abril. Es una medida que permite a los usuarios elegir el banco que les ofrezca una mejor tasa de interés, ya sean clientes o no. La idea es fomentar la competencia entre las entidades financieras para que ofrezcan la mayor tasa posible y que a partir de ahí, los ahorristas puedan volcarse por la opción que consideren más atractiva, sin la necesidad de contar con una cuenta abierta en el banco. Una vez finalizada la operación, los fondos regresan a la entidad original. Actualmente, los bancos ofrecen retornos por estas operaciones de entre 40,65% y 51%.

En este marco, el diferencial entre la tasa de política monetaria y aquellas pagadas a los ahorristas volvió a bajar en junio. El spread se redujo en torno a 4 p.p. en el último mes y acumula un descenso de 10 p.p. con respecto a abril. En junio, si bien las tasas de los plazos fijos se redujeron en torno a 4 p.p. (del 50,5% promedio al 46,22%), la tasa de las Leliq se redujo en una mayor cuantía: 8 p.p. Ésta disminuyó desde el 70,73% al 62,69%, a partir de una merma en las expectativas de inflación. El organismo que dirige Guido Sandleris remarcó que este descenso implicó una reducción de la tasa nominal, no así de la real, que continúa siendo sumamente atractiva, en medio de la estabilidad de la moneda (el tipo de cambio está mostrando una tendencia hacia la apreciación).

Vale destacar que el stock de plazos fijos del sector privado aumentó 3,4% promedio en junio, alcanzando los $1,188 billones, a partir de las atractivas tasas en pesos y de la apreciación registrada por el tipo de cambio. Pero aquellos ajustables por CER/UVA, es decir, los que están atados a la evolución de la inflación, registraron una merma del 23,4% debido a que la tasa de inflación retomó su sendero descendente y a que se espera que lo mantenga, al menos durante los próximos meses. Todo esto está supeditado a que no haya un nuevo salto cambiario que genere una nueva inflación. Pero desde el oficialismo están trabajando, a pesar del período electoral, para evitar que este fenómeno ocurra.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora