Política

Pobre performance de Rodríguez Saá en la mesa 86 de Necochea

En 2003 la mesa 86 del circuito electoral 0686 de Necochea pasó a la fama. Su fugaz esplendor en todos los medios audiovisuales del país se debe a una torpeza de la interpretación estadística electoral. Ese año, Alberto Rodríguez Saá anunció un resultado parcial a favor de su hermano-candidato Adolfo, que quedó en la memoria de todos los argentinos y su recuerdo resurge ante cada elección. Los comicios de 2015 no fueron la excepción.

"Necochea, que es un caso emblemático y representativo de la provincia de Buenos Aires, nos da ganadores. En la mesa 86 de esa ciudad, Rodríguez Saá gana con 180 votos, Menem lo sigue con 153 y Kirchner con 56", dijo "El Alberto" sin percibir que con esa frase derraparía por la banquina. En esa elección, el senador puntano obtuvo 14,11% y quedó muy lejos en el cuarto lugar.

Desde aquel momento, la mesa 86 de Necochea se impregnó de un simbolismo político, con doble acepción: 1) En medio de un escrutinio no hay que apurarse a dar guarismos propios (puede fallar). 2) Una mesa de Necochea no es parámetro de nada.

En esta ocasión la famosa mesa 86 favoreció a Macri y desterró al Adolfo al fondo de la tabla, inclusive por debajo de los blancos y nulos juntos.

Según el telegrama del conteo provisorio, Cambiemos cosechó 137 votos; Massa 63; Scioli-Zannini 54; Stolbizer 12 y Del Caño 8. A Rodríguez Saá solo lo votaron tres personas y una de ellas cortó boleta en la categoría Parlasur.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario