Ambito Nacional

Polémica ante inicio de estacionamiento medido en Vicente López

Arranca en marzo gratis y desde abril será uno de los más caros del país. Crítica de vecinos. Denuncian que favorece a empresa que Vidal corrió de la Provincia.

A partir de abril, la odisea de estacionar en Vicente López tendrá un agregado especial: el pago de 15 pesos por hora, uno de los más caros del país. El bajo de Olivos y la zona comercial de Munro serán los primeros en poner en marcha, desde marzo (y de manera gratuita), el estacionamiento medido que el intendente Jorge Macri había anunciado hace casi un año con el fin de desalentar la utilización de autos particulares.

Sin embargo, la medida no fue acompañada por la oposición y tampoco bien recibida por una parte de los comerciantes y vecinos de la zona. “No es el momento político, ni económico para cobrar una nueva tasa”, aseguró Lorenzo Beccaría, concejal del FpV. Y agregó que “pese a que dicen que es una forma de ordenar el tránsito, se sabe que es mentira. Se le mete la mano en el bolsillo a la gente y se tira el problema para los laterales. El que estacionaba en un lugar que ahora está delimitado, se va a ir a dos cuadras. Piensan que de esa forma va a haber rotación de vehículos y que va a favorecer al comercio, pero el problema no es que los autos no se mueven sino que la gente no tiene un mango”.

A pocos días del comienzo de la medida todavía no se terminó de concretar la adjudicación, ya que en la primera licitación sólo se presentó una oferente (por ley deben ser dos como mínimo). La segunda llamada es para el 28 de febrero, pero según Germán Maldonado, el concejal del Frente Renovador, “ya está todo orientado para que se lo quede una empresa, pero faltan mecanismos de control, porque es la misma adjudicataria la que hace el software de control e informa a la municipalidad sobre las rendiciones de cuenta. Es como que le des al zorro a cuidar a las gallinas. La cantidad de facturación, los tickets que facturen, te lo van a informar ellos mismos”.

“Es una estafa”, se quejó Rubén Passini, vecino de Vicente López. “Supuestamente es para que los comercios tengan más movimiento pero no voy a ir a comprar más a Maipú porque no voy a poder dejar el auto en ningún lado. El fin de semana fui a comer con mis hijos y vi cómo a las 0.30 del domingo, los policías de tránsito levantaban autos. Es una cuestión de recaudación”. Lo mismo opinó Sebastián Demarco, otro vecino: “Te hace pensar de otra manera en tu cotidianidad. Voy a dejar de ir en auto. Si quieren descongestionar, pueden hacer un estacionamiento debajo de las plazas. Es una medida simplista”.

¿Y lo recaudado? Es aquí donde aparece uno de los principales aprietos ya que, según la ordenanza, será destinado a la realización de obras por parte de la empresa que preste el servicio. “Dicho de otra manera, van a pagar en especie. La empresa, por ejemplo, recauda 10 millones, entonces el municipio le dice ‘haceme dos plazas de cinco millones’. ¿Cómo sabés lo que vale la plaza? No hay licitación”, dijo Beccaría.

Pero el problema va incluso más allá y abre un nuevo foco de conflicto ya que la futura firma favorecida “está manejada por la misma gente de Cecaitra, la empresa de fotomultas que Vidal corrió de la Provincia”, expresaron en los pasillos del HCD local.

El estacionamiento medido, que estará señalizado, funcionará de lunes a viernes de 8 a 20 horas y los sábados de 8 a 14. El costo será de $15 y a partir de la segunda hora se fraccionará el minuto. El pago del servicio se podrá hacer a través de una aplicación, por SMS o en locales adheridos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario