Mundo

Polémica por un capítulo de Los Simpson

El grafitero Bansky puso su particular sello a la "intro" del último capítulo de los Simpsons, emitido en la noche del domingo en Estados Unidos, con unas imágenes que desató polémica.

En lugar del tradicional "gag" del sofá, cuando la familia Simpson se reúne ante el televisor lo que ve es una sombría secuencia con decenas de trabajadores asiáticos fabricando réplicas y dibujando viñetas de Homer, March, Bart, Lisa y Maggie.

A lo largo de los pocos minutos que dura la secuencia se ve cómo los malpagados operarios rellenan las figuras de los Simpsons con pelo de gatos muertos o usan el cuerno de un maltrecho unicornio para perforar los DVDs. Ratas, niños explotados y sustancias tóxicas son otros de los elementos que conforman la banskyana intro.

Según los medios, Bansky -que este año estrenó su documental "Exit Through The Gift Shop"- se inspiró para la secuencia en informaciones sobre cómo se realiza parte de la animación y el merchandising de la serie en una fábrica coreana.

El productor de los Simpsons, Al Jean, se tomó la polémica con calma: "Esto es lo que pasa cuando uno externaliza", dijo con ironía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario